NoticiaFamilia

Veinticuatro horas de oración por la vida

Publicado: 09/04/2013: 1413

Hoy lunes 8 de abril, la Iglesia celebra la Jornada por la Vida, con motivo de la Solemnidad de la Encarnación del Señor, para la que han elegido el lema “Humano desde el principio”.

Con este motivo, la delegación de Pastoral Familiar organiza 24 horas de oración, que tendrán lugar en la iglesia de Santiago, en Málaga, desde las 20.00 horas del domingo 7 de abril, a las 20.00 horas del lunes 8. Están organizando turnos de voluntarios para que siempre haya una persona responsable de acoger a las personas que se acerquen a orar.

Es el segundo año que se pone en marcha esta experiencia de oración por la vida. Según el delegado de Pastoral Familiar, Fernando del Castillo, «fue una experiencia excepcional. Personas de todas las edades se acercaron a la iglesia para orar por la vida, tanto por el día como por la noche. Tenemos muchos motivos para hacerlo: agradecer el don de la vida como don de Dios, reconocer la dignidad del otro como imagen de Dios, orar por aquellos que no ven reconocida su dignidad como personas, los no nacidos, los ancianos, los enfermos… Estamos en tiempo de Pascua y deseamos que esta jornada de 24 horas de oración exprese la alegría y la esperanza de todos los cristiano: ¡Cristo está vivo!»

Los obispos españoles han publicado un mensaje con motivo de la Campaña por la Vida, en el que afirman que «vivir es el primero de los derechos humanos, raíz y condición de todos los demás. El derecho a la vida se nos muestra aún con mayor fuerza cuanto más inocente es su titular o más indefenso se encuentra, como en el caso de un hijo en el seno materno». Añadiendo que también es «apremiante la difusión que en este campo realiza la Iglesia a través de diversas entidades como los COF (Centro de Orientación Familiar); la formación de las personas que trabajan en ellos; la creación de dichos centros donde no los haya; la incorporación de más católicos responsables, comprometidos y formados en las diversas tareas que este trabajo a favor de la vida conlleva. Entre estos trabajos consideramos importante resaltar la labor de asistencia y ayuda a las madres embarazadas, en riesgo de abortar, en el nivel asistencial-material y también en el psicológico antes y después de un posible aborto. En este sentido urgimos también, a la formación de sacerdotes en este terreno para poder asistir adecuada- mente a las cada vez mas numerosas madres que padecen el síndrome post-aborto».

En pleno tiempo Pascual, fiesta de la Vida que nos trae el Resucitado, la Iglesia celebra la solemnidad de la Anunciación, con la que se conmemora el anuncio del Ángel a María y la Encarnación del Hijo de Dios: el inicio de la vida humana de la segunda Persona de la Trinidad. «Gracias a la disponibilidad de la Virgen, el Hijo de Dios se hizo carne de nuestra carne para caminar por nuestro camino y conducirnos hacia la vida de Dios», afirman los responsables de Familia de la Conferencia Episcopal y nos invitan a que «como María abrió su corazón al anuncio del Ángel, abramos nuestros corazones para que amemos y cuidemos toda vida humana desde su inicio hasta su fin natural». 

Autor: Encarni Llamas Fortes