NoticiaCoronavirus

Consejos para sobrellevar el confinamiento obligatorio

Inmaculada Benítez-Piaya
Publicado: 23/03/2020: 4160

El coronavirus ha irrumpido en nuestras vidas y se ha colado de lleno, afectando a nuestros hábitos, relaciones sociales y especialmente nuestra salud mental. El Gobierno intenta frenar el contagio y, por ello, el sábado 14 de marzo decretó el estado de alarma, activando entre la población mecanismos drásticos, que conllevan medidas preventivas a las que no estamos habituados. Estamos ya en la segunda semana de aislamiento.

Más que por la gravedad en sí del virus, las medidas están destinadas a frenar el contagio, que sí puede ser nefasto para una parte de la población con otras patologías, y evitar un posible colapso del sistema sanitario.

Pero todo esto, unido a la incertidumbre que provoca la falta de experiencias previas y al exceso de información, que en muchos casos es falsa e incluso contradictoria, viene a generar en la población una mayor sensación de alarma, cuya emoción principal es el miedo.

Mientras esa emoción nos alerte para reaccionar y organizarnos ante la situación de riesgo, todo irá bien, ya que el miedo es una rección adaptativa que nos protege. El problema surge cuando pasamos a una situación de pánico o miedo no adaptativo, que nos deja desprotegidos al bloquearnos para actuar correctamente. Por ello es importante que sigamos las recomendaciones de los responsables sanitarios y evitar el exceso de información, para que el miedo no nos produzca ansiedad u otro tipo de reacciones desadaptadas, que incluso podría llevarnos a actuar de manera totalmente contraria, haciendo que ignoremos el riesgo o lo minimicemos.   

Las recomendaciones para mantener la tranquilidad emocional como medida de defensa ante el confinamiento de estos días pasarían por:

1- Mantener rutinas que nos ayuden a hacer una vida lo más “normal” posible. Para ello los que podamos deberíamos organizar nuestro trabajo para hacerlo desde casa, marcando horarios, y lo mismo hacer con los hijos en edad escolar.    

2- Resulta fundamental conversar con otras personas. Somos seres sociales que necesitamos relacionarnos con los demás y por ello, en estas circunstancias donde se nos obliga a estar aislados físicamente unos de otros, es importante que no perdamos el contacto con las personas de nuestro entorno que contribuyen a nuestro soporte emocional, por ello debemos cuidar las relaciones sociales por vía telemática o el medio que tengamos a nuestro alcance, para buscar apoyo y comprensión, pero también debemos saber hablar de otros temas.

3- Es importante turnarnos para salir a la calle, momentos que podemos hacer coincidir con la compra, pasear al perro…y recordar mantener las recomendaciones en cuanto a medidas de higiene y seguridad que nos llegan desde los servicios de sanidad.

4-Aprovechar para hacer esas cosas en casa que dejamos retrasadas por falta de tiempo y compartir actividades lúdicas con nuestros seres queridos como ver una buena película, jugar a juegos de mesa, cocinar, hacer especiales momentos cotidianos como los almuerzos, merienda o cenas…

5- Con los menores podemos recuperar los juegos en grupo para entretener de manera divertida y con ello favorecer que hagan un uso responsable de otros entretenimientos como consolas o videojuegos on-line. También podemos crear una tabla de ejercicios que supongan para los niños un reto y un entretenimiento, con lo que queman energías a la vez que se divierten.

6- Por último, hacer referencia a aquellas personas con patologías previas o con una salud mental frágil, pues para ellos estos días resultan especialmente difíciles ya que, en el caso de los primeros, la atención medica que necesitan puede volverse más complicada y en el caso de las personas con trastorno mental, recordar que son muy sensibles ante el confinamiento, las tensiones sociales, y situaciones como la que estamos viviendo, por lo que la histeria colectiva tiende a desestabilizar y empeorar estos casos.

7- Estar bien informados es fundamental, pero debemos evitar el exceso de información, dosificando y vigilando las fuentes, sin pretender controlarlo todo al detalle, lo que podría llevarnos a estresarnos y frustrarnos, empeorando la situación de confinamiento a la que estamos sometidos.

Por tanto, debemos seguir las pautas que nos refieren las autoridades, mantener la calma y tener paciencia, y pensar que las medidas tomadas son de prevención y algo positivo para todos. Debemos tener presente que son medidas de carácter temporal y que todo pasará, por lo que tenemos que centrarnos en ser positivos y pacientes, y saldremos de esta experiencia más reforzados y unidos.

Inmaculada Benítez-Piaya Chacón.
Psicóloga clínica-jurídica y mediadora.

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga