Conclusiones de la I Asamblea Diocesana de Pastoral

Publicado: 09/08/2012: 1051

Presentación del Obispo (1987)

Queridos diocesanos:

Tengo la alegría y la satisfacción de presentaros las Conclusiones de la I Asamblea Diocesana de Pastoral.

El texto que tenéis en vuestras manos es pequeño porque quiere ser sencillo y asequible a todos. Pero, al mismo tiempo, es importante ya que en él se recoge el fruto de unos esfuerzos acumulados durante los siete últimos años en nuestra Diócesis. Es, sobre todo, el resultado de mucha oración, reflexión y diálogo entre muchos cristianos de nuestras parroquias, comunidades, movimientos apostólicos o de espiritualidad, grupos…

Los Encuentros del Pueblo de Dios primero, y el Plan Trienal Diocesano de una más intensa Evangelización después, despertaron en muchos el deseo y el compromiso de avanzar un poco más en la realidad de la comunión eclesial y en la corresponsabilidad; y así, desde nuestro convencimiento de ser Iglesia descubrimos la necesidad de la evangeliza­ción como primer objetivo de nuestra acción pastoral.

Gracias, pues, a este esfuerzo comunitario y continuado ha sido posible la celebración de esta I Asamblea Diocesana de Pastoral que, sin lugar a duda, es para todos una singular gracia de Dios y un momento de especial importancia para la diócesis de Málaga.

Los resultados inmediatos de esta Asamblea son abundantes y pal­pables. Entre otros señalo los siguientes:

-La aprobación global del Proyecto Diocesano de Pastoral, aún en proceso de elaboración y maduración, y que va a ser enrique­cido con las Proposiciones aprobadas. Estas vienen a ser como los pilares, las ideas básicas del citado Proyecto.

- La aceptación, por parte de los miembros de la Asamblea, de unas Líneas de Acción prácticas, operativas y revisables que de­berán ser, a partir de ahora, el objetivo común de todos nuestros trabajos pastorales.

-La determinación de unas Prioridades Pastorales entre las Lí­neas de Acción, para ser llevadas a la práctica de una manera más urgente en los próximos tres años.

Recordad que desde que surgió la idea de celebrar una Asamblea Diocesana de Pastoral todos fuisteis reiteradamente invitados a trabajar en su preparación y desarrollo. En la celebración de la misma Asamblea participaron 260 miembros, elegidos de entre los seglares, las religiosas, los religiosos y los presbíteros seculares. En realidad, toda la Diócesis es­taba representada. Es de notar que la gran mayoría de participantes eran laicos.

Ahora, cuando llega el momento de emprender una nueva etapa de la pastoral diocesana, conviene que todos nos sintamos corresponsables. Así lo espero y así lo pido al Señor. Su ayuda no nos faltará. Tampoco la intercesión de la Virgen María en cuyas manos ponemos, desde ahora y de una manera especial, nuestra Iglesia particular de Málaga en el trecho histórico que comenzamos a recorrer.

Málaga, 6 de Enero de 1987. 

Autor: Mons. Ramón Buxarrais