NoticiaHemeroteca

El Obispo aclara el sentido de sus palabras

Publicado: 10/08/2012: 2572

Nota ante las interpretaciones dadas a sus palabras en el Pregón de este año (1976)

La Oficina de Prensa del Obispado de Málaga, ante las deficientes interpretaciones que, con buena o mala voluntad, vienen haciéndose con relación a las palabras pronunciadas por el Sr. Obispo en la clausura del Pregón de Semana Santa, el pasado día 1, y en otras declaraciones poste­riores, se siente obligada a precisar que el sentido de las palabras del Pre­lado es el siguiente:

Actuación de la Iglesia de Málaga ante el problema del paro

a) Que la Iglesia no puede permanecer insensible ante los proble­mas que está padeciendo nuestro pueblo.

b) Que su aportación no debe limitarse a iluminar con su palabra las conciencias de los cristianos, sino que ha de añadir aquellos gestos que estén a su alcance, como expresión de su actitud.

c) Que, en consecuencia, el Obispo ha nombrado una Comisión que estudia las posibilidades reales de la Diócesis para colaborar dentro de sus limitaciones en este problema.

d) Que invita a todas las parroquias, movimientos y asociaciones religiosas (entre las que se encuentran las Cofradías de Semana Santa), a que se planteen este mismo problema, y vean lo que pueden hacer a este respecto.

Sentido cristiano de las Cofradías

Por consiguiente:

1º) Las palabras del Prelado no deben ser interpretadas en ningún sentido contra la celebración de procesiones y actos externos de mani­festación de fe y devoción cristiana.

2°) Las Cofradías, aun siendo, como toda agrupación cristiana, perfeccionables en el más amplio sentido de la palabra, son un medio expresivo de religiosidad popular, sobre todo comprobando el esfuerzo de constante renovación según el espíritu evangélico y el sentir de la Igle­sia, que las anima.

3°) En gran parte, muchos católicos malagueños viven el espíritu cristiano de la Semana Santa gracias a las tradicionales procesiones, en cuyas imágenes, contempladas con devoción cristiana pueden compren­der el amor que Cristo nos manifestó en su pasión, muerte y resurrec­ción, y con el que la Santísima Virgen María fue la criatura más compe­netrada.

4º) El Pastor de la Diócesis pide a todos los católicos malagueños participen con mayor asistencia y renovado fervor en los actos litúrgicos que se celebrarán en nuestra Catedral, parroquias, templos y oratorios; participen también con espíritu de sacrificio en las procesiones, y cola­boren para que éstas se desarrollen en perfecto orden y con sentido auténticamente cristiano.

Málaga, Abril de 1976. 

Autor: Mons. Ramón Buxarráis