NoticiaCoronavirus

DIARIO DE UN CONFINAMIENTO. Gonzalo Otalecu Guerrero

Gonzalo Otalecu
Publicado: 06/04/2020: 984

Gonzalo Otalecu trabaja en el Departamento de Patrimonio Cultural de la Iglesia de Málaga.

Están siendo días muy intensos, con una preocupación bastante grande por la situación que se está viviendo en el mundo. Sobre todo y más específicamente por algunos amigos y allegados que tenemos afectados y están luchando por pasar el virus. Creo que es el momento de pararse a pensar y valorar todo lo que tenemos y que en el día a día no somos capaces de apreciar. Personalmente creo que cuando esto pase, nada va a ser igual.

EL TRABAJO

Con respecto al trabajo me estoy organizando bien, tenemos instalado el teletrabajo gracias al buen hacer de los compañeros Florencio Hernández e Inmaculada Crespo. Desde el departamento de Patrimonio seguimos atendiendo a las distintas personas que llaman o mandan correos electrónicos.
Más concretamente estamos realizando un proyecto de intervención y reordenación de los bienes muebles de la Catedral de Málaga, así como gestionando distintos préstamos de obras para diferentes instituciones que nos han pedido piezas. He de decir que echo bastante de menos a mis compañeros -laicos y sacerdotes- del Obispado.

LA FAMILIA

Con respecto a la familia lo estamos viviendo como un regalo, mi abuela y yo vivimos juntos desde hace muchos años, y disfrutar de ella en un deleite. Aprovechamos para cocinar juntos, organizar cosas de la casa, rezar juntos. Con mis padres, mis hermanos, demás familia y amigos hablo todos los días, de esta manera tengo un contacto permanente con todos mis seres queridos.

Por lo demás, estoy aprovechando el tiempo que resta del día para leer, hacer algunos cursos online y para estudiar sobre escultura barroca, mi gran pasión.

FE Y SEMANA SANTA

Estamos viviendo estos días con mucha fe, hacía tiempo que no oraba tanto como ahora. Me nutro de los audios con las lecturas que manda nuestra compañera Antonia Corpas, de su párroco Javier Guerrero, o los que me manda mi amigo el sacerdote madrileño Toño Casado desde Madrid. Rezo el rosario con mis amigos, con mi abuela o participo en los cultos de mi Hermandad del Monte Calvario y de otras Hermandades, ya que los están subiendo a YouTube o poniendo en directo a través de distintas redes sociales.

Soy cofrade y esta semana santa lo único que estoy viviendo de manera distinta es no ver los desfiles procesionales y no poder hacer estación de penitencia con mi hermandad. Aun así, la Semana Santa no se ha cancelado ni pospuesto. La viviré mucho más espiritualmente y participaré de los Oficios desde casa, al igual que haré el Domingo de Resurrección, celebrando la Pascua.

Podemos y debemos aprender mucho de esto que está pasando, y más en estos días tan importantes para la cristiandad. En el contexto de la desgracia, en casa intentaremos sacarle el mayor rédito espiritual posible.
 

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente