NoticiaEl santo de la semana

San Pedro Claver, el inventor del #BlackLivesMatter

San Pedro Claver
Publicado: 09/09/2020: 1215

«Jesucristo, Hijo de Dios, Tú serás mi Padre y mi Madre y todo mi bien. Yo te amo. Me duele haber pecado contra Ti. Señor, te quiero mucho, mucho, mucho». Esta es la sencilla oración que San Pedro Claver (festividad el 9 de septiembre) enseñaba a los esclavos recién llegados de África nada más ser desembarcados en el puerto de Cartagena de Indias, en Colombia.

A nuestras playas no llegan galeras sino pateras. Hacen falta Pedros Claver que nos digan que sus vidas importan.

Más de 40 años estuvo nuestro santo de la semana trabajando junto a ellos, luchando por sus derechos y denunciando la brutalidad de los esclavistas.

Nacido en la ciudad leridana de Verdú en 1581 desde chico apuntaba maneras. Tras estudiar en la Universidad de Barcelona pidió ingresar en la Compañía de Jesús y, al poco tiempo, su celo apostólico lo llevó a pedir ser enviado a las misiones del Nuevo Mundo. En abril de 1610 desembarcó en el territorio que hoy pertenece a la República de Colombia (de la que es patrón), y tras completar sus estudios y ejercer diversos oficios humildes fue ordenado sacerdote en Cartagena, ciudad en la que desarrolló su larga carrera de servicio a los más pobres y abandonados: las personas víctimas de la trata.

Aparte de brindarles los más básicos primeros auxilios (llegaban exhaustos, si no moribundos tras semanas de viaje en condiciones peores que las del ganado), les instruía también en las más básicas nociones de la vida cristiana y se calcula que llegó a bautizar hasta a 300.000 esclavos. Con ellos compartía la vida e incluso cuando iba a predicar al interior, prefería alojarse en sus humildes chozas antes que en las casas de los señores de la hacienda. En 1654, estando ya muy enfermo, se levantó de la cama lleno de alegría para recibir al que sería su sucesor que venía comisionado por el rey para ocuparse de cuidar de los últimos. A las pocas semanas, murió lleno de paz.

No galeras, sino pateras

“Las vidas de las personas negras importan” (Black Lives Matter), este lema que comenzó a usarse en 2013 como protesta por la muerte indiscriminada de afroamericanos por parte de la policía y que tras la muerte, el pasado 25 de mayo, del ciudadano George Floyd provocó un impacto global, bien podría haber sido inventado por San Pedro Claver.

Cuando el color negro en la piel te convertía en bestia de carga, en objeto de compra y venta y de consumo, este santo jesuita vio en las víctimas de la trata la profunda dignidad que brota de su condición humana: la imagen y semejanza de Dios. Por ello, siendo aún muy joven, se comprometió a «ser el esclavo de los negros para siempre».

Pedro lideró un fuerte movimiento contra la discriminación de los africanos llegados a América y se enfrentó duramente a los tratantes de esclavos, a los amos e incluso a la mismísima Santa Inquisición para evitar la tortura o ejecución de algunos de ellos.

A nuestras playas no llegan galeras sino pateras. Hacen falta Pedros Claver que nos digan que sus vidas importan.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno