NoticiaParroquias

BENDITOS PUEBLOS. Archidona

Publicado: 18/09/2020: 454

Situada en la falda de la Sierra de Gracia, Archidona fue declarada Conjunto Histórico y Artístico en 1980.

Pero si hay algo que caracteriza  a esta localidad es su Plaza Ochavada, trazada en 1786 y sufragada por los vecinos del pueblo y su devoción por la Virgen de Gracia. La devoción de toda la comarca por esta advocación se sitúa en 1462, año en el que Pedro Girón, Maestre de Calatrava conquistó Archidona, y la antigua mezquita fue remodelada,  convirtiéndose en la primera parroquia de la localidad. Como recoge en su obra el que fuera  sacerdote de la Diócesis de Málaga, Rafael Gómez Marín, “Geografía de la Iglesia de Málaga”, el conquistador de la plaza llevaba en su estandarte «la imagen de una virgen morena en tela de sarga y al entregarla al primer alcaide de la fortaleza le dijo: “En Gracia os la doy”, de donde se cree procede el nombre de la advocación de su patrona».

A partir del siglo XVI, debido al aumento de la población de la antigua Arx Domina o “Señora de las alturas”,  se va ocupando progresivamente la falda del cerro, y se forma la denominada Villa Baja, núcleo de la actual Archidona. Aquí se construye, a comienzos de siglo XVI, la iglesia de Santa Ana, de estilo gótico flamígero, y que constaba de una sola nave. En 1883 el templo estaba en estado ruinoso y, como consta en la lápida conmemorativa que se conserva en la sacristía, el archidonés Carlos Sánchez de la Fuente y Escovar sufraga importantes obras que transformaron por completo el cuerpo de la iglesia.

Considerada una joya del urbanismo andaluz del siglo XVIII, Archidona, cuenta además con el Monasterio de Jesús María del Socorro, de la comunidad de las monjas Mínimas, cuya iglesia del siglo XVII alberga en el interior una pieza única del siglo XVI: “La Virgen del fuelle” se trata una «escultura flamenca de estilo renacentista, un relieve en madera tallada y estofada del siglo XVI, hecho sobre la cara de un fuelle de 35 centímetros y que representa la Virgen con el niño y un ángel, con escudo partido con ciprés y palmera. Todo ello, montado sobre una peana de madera policromada. Tiene una inscripción de indulgencia fechada en 1745» como recoge la “Guía artística de Archidona” de María Dolores Aguilar García. Pero si uno se acerca a visitar el convento no puede irse sin probar los dulces artesanos que elaboran las religiosas y que se pueden adquirir durante todo el año.

El Ayuntamiento de Archidona

Archidona  en la Diputación de Málaga

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente