DiócesisComentario al Evangelio

TALLA DE BAUTIZADOS, por Manuel Jiménez. Comentario al evangelio de la Solemnidad del Bautismo del Señor

Publicado: 10/01/2021: 3190

COMENTARIO AL EVANGELIO

El sacerdote Manuel Jiménez Bárcenas, arcipreste de Fuengirola-Torremolinos, ayuda a profundizar en el evangelio de la Solemnidad del Bautismo del Señor (Mc 1, 7-11).

¿Qué llevó a Jesús a dejar la verde Galilea para adentrarse en el árido desierto? ¿Sabía qué hacía Juan? ¿Qué pensaría al ver a la gente en aquel lugar inhóspito buscando algo que ni ellos mismos tenían claro qué era? Cuestiones que sólo podemos responder tirando de imaginación. 

Pero sobre nuestro bautismo sí podemos contestar a ciertas preguntas: ¿qué movió a mis padres a pedir mi bautismo? ¿Valoramos lo que supone ser bautizados? ¿Cómo habría sido nuestra vida de no haber recibido el sacramento?

El día del bautismo del Señor nos remite a nuestra propia condición de bautizados y a preguntarnos si damos testimonio de la gran gracia recibida. 

Por el bautismo tenemos la vida de Cristo que nos empuja a ser transformadores de la sociedad para hacer de ella más Reino de Dios.

Nos deslumbramos al ver en un despachoprofesional muchos diplomas que acreditan el valor académico de una persona. "Este deber ser bueno en lo suyo cuando tiene tantos títulos", solemos pensar. Y nosotros, ¿damos la talla en lo nuestro, en lo de ser cristianos? Porque incluso se nos expidió un título que lo acredita.

Ser bautizados es un regalo y tenemos que estar tan orgullosos de ello que lo deberíamos enmarcar, y colocar de forma que se viera bien, el mayor título que nadie podrá tener nunca y para el cual no hicimos mérito alguno, solo fue necesario el amor de Dios y de nuestros padres: el certificado de bautismo.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más artículos de: Comentario al Evangelio
Compartir artículo