NoticiaReligiosas

Las mínimas de Archidona y Antequera se fusionan

Publicado: 28/10/2011: 2106

Tanto personas como bienes forman parte de una misma comunidad

Dada la disminución de vocaciones, para la mejor formación de las jóvenes novicias y junioras y después de un largo discernimiento, los capítulos de los monasterios de monjas Mínimas de Antequera y de monjas Mínimas de Archidona han decidido y así lo ha aprobado la Federación de Monasterios de Monjas Mínimas que el Monasterio antequerano de Santa Eufemia y el archidonés de Jesús María se fusionen.

Esta decisión ha sido confirmada con un decreto por la Congregación Romana para los Institutos de Vida Consagrada. La fusión afecta a las personas y a los bienes de ambos monasterios.  En adelante habrá una sola comunidad, una sola superiora, la Madre María Francisca Valdelomar a la que deben obediencias las comunidades de las dos sedes de Antequera y Archidona.

En Antequera  las Monjas Mínimas están establecidas desde el año 1601 en que diez monjas procedentes del convento de  Archidona, instaladas desde 1551, vienen a fundar un convento  junto a la antigua ermita de Santa Eufemia  que en el año 1410 había sido  proclamada Patrona de Antequera.

COMUNIDAD DE ARCHIDONA

El Convento de las Mínimas de Archidona, de nombre completo Convento de Jesús y María de Monjas Mínimas de San Francisco de Paula, fue fundado en 1551 sobre los espacios de un inmueble palaciego, propiedad del Conde de Ureña, y de una antigua ermita.

La actual Comunidad de Hermanas Mínimas de San Francisco de Paula de la ciudad de Archidona fue fundada en el siglo XVI, a raíz de la devoción de los Condes de Ureña. Tanto era la fama de santidad de Francisco de Paula, que los descendientes del santo quieren tener conventos en todos sus estados y, deciden llevar a cabo la Fundación de un Convento de Monjas Mínimas en su Villa de Archidona. Para ello hicieron donación de su residencia y de la Ermita contigua. Desde la primera casa en la provincia de Jaén, la rama femenina de la Orden Mínima se amplia por toda Andalucía. Es así como, el 18 de enero  1551, los Condes de Ureña, fundaron el convento de Archidona con dos monjas del monasterio de Andújar.

La fachada del edificio es un bello conjunto de contrastes, que combina piedra y ladrillo. La torre, cuya construcción es ya de finales del siglo XVIII, se alza sobre tres cuerpos cuadrangulares, el último, más reducido que los anteriores, se remata en forma de pirámide octogonal con alegres tejas verdes y blancas.  El interior del convento presenta una estructura espaciosa y acogedora, dispuesta en torno a un patio interior. En la zona baja, y comunicadas con este patio, se sitúan las diversas dependencias. Una  de estas habitaciones, sirve para realizar el trabajo de lavado de ropa en seco, que es, junto a la elaboración de dulces de artesanía, el sustento económico de la comunidad.

COMUNIDAD DE ANTEQUERA

El convento de Antequera, llamado monasterio de Santa Eufemia, se fue edificando poco a poco y desde el principio tuvo gran afluencia de vocaciones, hasta el punto de que de Antequera salieron religiosas para fundar los conventos de Barcelona y Daimiel en 1623 y 1627.  Su iglesia, de gran valor artístico, se empezó a construir en 1739 por Cristóbal García.  Las obras, por falta de recursos se paralizaron y se reanudaron en 1761 siendo consagrada dos años más tarde.

Destacan por su gran valor algunos lienzos pintados al óleo de donde sobresale la magnífica pintura de Santa Eufemia atribuida a Antonio Mohedano y algunas tallas. Dichas obras pueden ser contempladas en la iglesia del convento.  Con la alegría de todos se celebró la primera fiesta de Santa Eufemia, el 16 de septiembre de 1764 en la iglesia de las Mínimas y aún se continúa celebrando con gran solemnidad, precedida por una novena.  En 1956, al igual que todos los conventos de Monjas Mínimas pasan a formar parte de la Federación.   En los años noventa se hace una restauración de la mayor parte del edificio.

+ info en Federación de monjas Mínimas

Autor: diocesismalaga.es