NoticiaHistoria de la Iglesia

Pio XI (II)

Publicado: 18/03/2019: 509

El sacerdote Santiago Correa, profesor de Historia de la Iglesia, repasa los grandes hitos de la Historia de la cristiandad.

Un aspecto muy significativo de este pontificado fue la intensa actividad magisterial del Papa. Escribió 30 encíclicas y pronunció numerosos discursos y alocuciones radiofónicas. En 1931 inauguró, en compañía de Guillermo Marconi, la Radio Vaticana, siendo el primer Papa que utilizó la radio para comunicarse con el mundo entero.

Recién terminada la Primera Guerra Mundial, escribió la “Ubi arcano” con el fin de conseguir la paz de los espíritus y la fraternidad de los pueblos en un ambiente enrarecido por el Tratado de Versalles.

Muy celebrada fue la encíclica “Quas Primas” con el lema “La Paz de Cristo en el reino de Cristo”, instituyendo la fiesta de Cristo Rey. Años después apareció una excelente encíclica sobre la educación, la “Divini illius Magistri”. En ella, el Papa condena la llamada “escuela neutra” e insiste en la importancia educativa de la familia, de la Iglesia y del Estado en un clima de armonía.

El tema de la familia fue magistralmente tratado en la “Casti Connubii”. La familia es la célula básica de la sociedad y está amenazada por diversos males que intentan destruirla como el amor libre, el divorcio y el aborto. Es una institución creada por Dios.

En el plano de lo social, Pío XI publica la “Quadragessimo anno”. En ella se vuelve a defender la propiedad privada con su doble función individual y social, se analiza la ideología del socialismo y se define el concepto de justicia social; justicia y caridad se complementan.

Preocupado por el problema misionero, escribió la “Rerum Ecclesiae”. En ella impulsa la necesidad de un Clero Indígena con el fin de que los diversos territorios dejasen de ser “tierras de misión” incorporándose plenamente a la Iglesia una y universal. Invita a los religiosos contemplativos a establecerse en tierras misioneras.

En el conjunto de sus encíclicas y discursos, Pío XI pretendió iluminar y alentar a los militantes cristianos y, de un modo especial, a los de Acción Católica. Institución tan querida por él.

Santiago Correa

Sacerdote Diocesano