NoticiaHOAC

Construyendo Iglesia en las periferias del mundo obrero

Publicado: 22/09/2015: 8005

Crónica de la XIII Asamblea General de la HOAC en Segovia, que tuvo lugar del 13 al 16 de agoto y en la que participaron miembros de la HOAC Málaga.

Bajo el lema “Construyendo Iglesia en las periferias del mundo obrero” se celebró en Segovia, los días 13 al 16 de Agosto, las XIII Asamblea General de la HOAC, en la que participamos cerca de un millar de personas, obispos, sacerdotes, militantes, simpatizantes y familias de la HOAC. Dicho encuentro no es sino el culmen del trabajo que los miembros de la HOAC, a nivel nacional hemos venido haciendo durante el pasado curso; en un ambiente celebrativo, de oración, de diálogo y de escucha, fuimos poniendo las bases de lo que hoy en día, como Iglesia, se nos pide en medio del mundo del trabajo más empobrecido.

Constatamos que el trabajo condiciona las vidas de las personas y que, a pesar de los avances que vivimos, en muchos casos sigue siendo causa de sufrimiento y deshumanización debida, entre otras causas a la pérdida de los derechos sociales y laborales, la precarización de las condiciones de trabajo y el recorte de los derechos sociales. Tras ello seguimos viendo una lógica en la que la persona es pospuesta al beneficio y en donde se prima más el dinero que la dignidad del ser humano.
Por ello, nos queremos comprometer a llevar el evangelio a quienes sufren esas condiciones, conscientes de que Jesucristo es la verdadera propuesta de libertad y de felicidad que el mundo necesita.

Queremos proponer un modo de ser persona, basado en el Evangelio, viviendo, como lo hacía la primitiva Iglesia la comunión con aquellos que están viviendo el empobrecimiento en todos los aspectos de sus vidas. Para ello vemos que es necesario estar cercanos a ellos compartiendo sus vidas; pero también creemos que es necesario plantear un cambio de mentalidad en  la cultura que se nos impone para que las estructuras sociales y políticas se pongan al servicio de las necesidades del ser humano que más sufre. Ello se podrá vislumbrar si como cristianos somos capaces de testimoniar experiencias de vida, como Iglesia, de que es posible ese cambio que todos necesitamos.

Los militantes de Málaga que hemos participado, nos sentimos enviados por nuestra Diócesis, como Acción Católica llamada a la evangelización del mundo obrero, a trasmitir la alegría del Evangelio a todos aquellos a quienes las condiciones de trabajo les hacen perder la humanidad. Todos los que hemos participado resaltamos que la experiencia de la XIII Asamblea General ha sido, y sigue siendo, una verdadera experiencia de conversión a Jesucristo y a su Iglesia para seguir testimoniando el Reino de Dios en medio de las periferias del mundo obrero.

 

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga