DiócesisHomilías Mons. Dorado

Novena Hdad. Ntra. Sra. de la Paz, Patrona de Ronda

Publicado: 22/01/2006: 836

Ronda

1. Saludo.

Queridos sacerdotes, religiosas y seglares de Ronda:

Un año más nos reunimos ante la presencia de la imagen de la Santísima Virgen
de la Paz, Patrona de Ronda. Durante el frío mes de enero los cristianos católicos
acudís durante nueve días a venerar de forma especial a la Madre de Dios y a pedirle
su intercesión para que todos seamos constructores de la Paz y, especialmente, para
que sepamos acoger el don de la Paz con el que nos bendice el Señor.

Es muy significativo que en el Santuario de la Virgen de la Paz estén los restos
del Beato Fray Diego José de Cádiz, franciscano capuchino que rezó en tantas
ocasiones la vieja advocación del antiguo testamento: El Señor te bendice con su
Paz.

La Iglesia de Dios que vive en Ronda, constituida por las parroquias, por las
comunidades religiosas, por los tres conventos de contemplativas, por las
asociaciones, movimientos, grupos, está invitada a contemplar a la Virgen María y dar
gracias a Dios por la Paz, que aquí en Ronda es el nombre especial de Madre de Dios,
y a querer ser servidores de la Paz.


2. El año pasado la Iglesia Universal lo ha dedicado a la Eucaristía, como
celebración y como presencia que invita a la adoración.

Pues bien, durante la Misa se hace presente de forma reiterada el mensaje de
la Paz.

Así pedimos al Señor,  después del rezo del Padre Nuestro ‟que nos conceda
la paz en nuestros días…‶ Petición que se reitera inmediatamente cuando le decimos
a Jesucristo que ‟conforme a tu palabra, conceda a la Iglesia la paz y la unidad‶.

Y nos saludaremos con la gesto que hace presente la Paz del Señor Resucitado,
‟Daos fraternalmente la Paz‶. Al final de la Eucaristía somos invitados a vivir la fe como
misión, cuyo centro es  la Paz de Nuestro Señor Jesucristo. ‟Podéis ir en paz‶.

La Paz que es una característica de los tiempos mesiánicos por eso la cantaron
los ángeles en Belén: Paz a los hombres de buena voluntad. Por eso San Pablo dice
de Jesucristo que ‟El es la Paz‶ (Efesios 2,16).

En la homilía de la Misa celebrada con motivo de la Solemnidad de María,
Madre de Dios, dijo el Papa: ‟La Paz. Esta gran aspiración del corazón de todo hombre
y de toda mujer se construye día tras día con la aportación de todos, como enseña la
admirable herencia que nos ha entregado el Concilio Vaticano II con la constitución
Gaudium et Spes en la que se afirma que la humanidad no logrará ‟construir un mundo
más humano para todos los hombres… sin que todos se conviertan con espíritu
renovado a la verdad de la paz‶ (GS.77).

No es un estado de mera tranquilidad. La Paz es vivir la armonía con la que Dios
inició el mundo y quiso que así se desarrollara.

Armonía que podemos expresar en cuatro vertientes.

1.Armonía-paz del hombre con Dios a quien descubre como Padre y del
que se siente ‟hijo‶.

2.Armonía-paz del hombre con el hombre. Descubre que por encima de
cualquier diferencia la relación es de fraternidad: somos hermanos.

3.Armonía-paz con la creación. Destinado por vocación a desarrollarla,
pues todo lo creado es para el hombre. De aquí la vivencia de la justicia,
la urgencia a compartir, a ser servidores de todo para que ninguna
persona viva la discriminación, ni el hambre, ni la intolerancia No
sentirnos esclavos de los bienes, sino agradecidos porque Dios nos los
ha dado y distribuidores de ellos para que toda persona pueda participar
del gozo de lo que Dios ha creado.

4.Armonía-paz al interior de nuestras conciencias. Es sentir la
presencia de Dios en nuestro interior y, como consecuencia, saborear el
don de la paz que está inscrito en la conciencia de cada persona que
busca a Dios y que hace su voluntad. 

De esa armonía, de esta paz, estamos llamados a ser testigos en medio de un
mundo que vive la ausencia de la paz, convocado a dimensiones de violencia que se
manifiestan en el terrorismo, en la muerte, en las tensiones al interior de la familia,
entre los pueblos.

En esta noche pido especialmente a la Virgen de la Paz que os haga vivir en
Paz, en armonía con Dios,  entre vosotros, que sepáis compartir los bienes, que haga
de vuestra existencia fuerte experiencia de la paz. Así seréis los mejores testigos de
un don que es más bello y profundo que el tajo, que la sierra, que tantas maravillas
como encerráis en esta ciudad.


3. Pero no es suficiente ser testigos de la Paz. El Señor os llama a ser
constructores de la Paz.

El primer nivel es la propia familia. Como todos ya conocéis este verano tendrá
lugar en Valencia el Congreso Internacional de la Familia, en el que se hará presente
el Sucesor de Pedro, el Papa Benedicto XVI.

Cuidar la familia, enseñar y animar a los jóvenes a que se preparen para tener
familias presididas por el espíritu del Evangelio. La familia que es la iglesia doméstica.
No queremos imponer ningún criterio, pero sí tenemos derecho a beber en la fuente
de la Palabra de Dios y a traducirla a la vida. Familia en Paz,  familia cristiana, como
don y como misión.

Junto a la familia, debéis construir la Paz en vuestras relaciones vecinales,
asociativas y políticas. Es lógico que existan divergencias en el examen de las
situaciones y en la búsqueda de las soluciones. Pero, en beneficio del pueblo, sobre
todo de los más pobres, debemos poner como primera exigencia la búsqueda del bien
común.

La sociedad debe estar segura que el cristiano que quiere vivir como tal, buscará
siempre por encima de su propio bien, el bien de todos. En una palabra, que es
hacedor de paz.

En esta tierra de tanta historia, de tanta cultura sembrada, permitidme una
llamada especial para que la Paz esté presente en el esfuerzo diario  de los muchos
educadores que hay en Ronda y su serranía.

La Paz está presente cuando los centros educacionales imparten y contagian
valores humanos. Por supuesto y así lo deseo, los valores cristianos para aquellos
alumnos que son hijos de familias creyentes, pero, al menos, el contagio y la
maduración en valores humanos que son garantía de un futuro cercano.

Y la Paz en las relaciones entre comunidades, grupos y asociaciones cristianas.
Es la gran vivencia a la que estáis llamados a vivir y a construir, queridos cristianos de
Ronda. Unidos en lo esencial, respetuosos en lo que es diverso y siempre, en cualquier
circunstancia, el amor que une y supera las diferencias.

La comunidad cristiana de Ronda tiene mucho que trabajar apostólicamente,
tiene que saber vivir la identidad de la fe en estos tiempos. No puede dormirse. ‟Ya es
hora de despertarnos…‶ que decía Pablo. Para ello debe sentirse manifestación de la
Iglesia Una, Santa, Católica y Apostólica. No es la suma de los grupos que puedan
existir en la ciudad y en los pueblos, sino que cada grupo, parroquia o asociación debe
ser expresión de la realidad de la Iglesia Universal. Para eso necesario, es urgente,
que cada cristiano, que cada asociación, viva en comunión con los demás, en armonía,
en fraternidad.

4. Patrona de Ronda, tus hijos te aclaman…

Lo hacen hoy con sus cánticos, con sus rezos, con la Eucaristía. Pero desean
y quieren aclamarte durante todos los días del año, y en cualquier circunstancia.

Como dijo Benedicto XVI con motivo del rezo del Ángelus el día 1 de Enero de
este año, ‟Dirijamos la mirada a María Santísima, que bendice al mundo entero
mostrando a su Hijo divino, el príncipe de la paz. Con confianza invoquemos su
poderosa intercesión para que la familia humana, al abrirse al mensaje evangélico,
pueda pasar el año que comenzamos en la fraternidad y la paz.‶ Deseamos ser
testigos de la Paz y constructores de la Paz. Es el mejor propósito, es el mejor deseo
y es la mejor ofrenda que ponemos en tus manos. Santísima Virgen de la Paz, ruega
por nosotros.

 

+ Antonio Dorado Soto,
Obispo de Málaga

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga