DiócesisHomilías Mons. Dorado

V Centenario Parroquia de los Santos Mártires

Publicado: 09/10/2005: 544

1. Saludo inicial

Queridos párrocos y sacerdotes... queridos feligreses, cofrades y cristianos que esta noche os encontráis en la Parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula para celebrar la Eucaristía y así dar comienzo a los actos conmemorativos del V Centenario de esta Parroquia.

Una mirada hacia el pasado nos ayuda a contemplar un momento importante de nuestra historia cristiana. Málaga, que recibió la fe de Jesucristo en los primeros siglos de nuestra era, vuelve a salir a las calles a cantar la victoria, la salvación de la cruz del Señor, después de los siglos de presencia musulmana.

Los Reyes Católicos que han dejado en la ciudad  la imagen de la Patrona, Santa María de la Victoria, erigen esta Parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula, jóvenes que fueron apedreados junto al río Guadalmedina por mantenerse fieles a la fe en la que habían sido bautizados y que son nombrados patronos de Málaga

La Iglesia, y la misma sociedad civil no pueden  vivir en el olvido de la propia historia. Amar y conocer  las raíces es indispensable para mantener la propia identidad y saber adaptarse  en fidelidad a las situaciones presentes y contemplar el futuro con esperanza.

Por eso el Centenario que ahora comenzamos tiene una doble vertiente. De gratitud a Dios por la historia cristiana de nuestra ciudad, especialmente por estos cinco siglos. Gratitud por lo que ha representado en la comunidad cristiana malagueña la Parroquia de los Santos Mártires.

Gratitud y consideración de cuál debe ser nuestra respuesta al Señor como verdaderos testigos suyos. Acción de Gracias y propósito de fidelidad al Evangelio tanto de cada uno de nosotros como de la realidad eclesial que es la Parroquia, en este caso de los Santos Mártires.

Queridos feligreses, especialmente las personas que tenéis más edad. Recordad esta última etapa de la vida de la Parroquia a partir de la guerra civil. Han sido años que son a manera de signo vivo de los cinco siglos de vida parroquial.

Recordad y agradeced la vida y entrega de los párrocos y sacerdotes que han trabajado en ella, de los seglares que fueron miembros de Acción Católica y de otras asociaciones, jóvenes de ambos sexos, llenos de ilusión, hoy padres y madres y muchos, abuelos.
La fuerza de las Cofradías de Pasión que han tenido y tienen su sede en esta Parroquia. Las devociones populares que han convocado a miles de personas a llegar hasta el templo para rezar un Padre Nuestro o un Ave María ante la imagen en la que se deposita la confianza de resolución del problema material o moral que hace sufrir.

Cuántos cristianos han compartido aquí el Pan de la Palabra de Dios y de la Eucaristía, el perdón de sus pecados, el amor a la Virgen María.

Gracias Parroquia de los Santos Mártires por toda la vida de fe y el empuje apostólico que has generado, que has transmitido durante estos cinco siglos.


2. Mas toda celebración lleva consigo una mirada hacia el futuro. ¿Qué debe consolidar la Parroquia de los Santos Mártires?

Lo que mejor resume el compromiso de la Parroquia con motivo de los actos conmemorativos viene dado en el Proyecto Pastoral Diocesano.

En primer lugar, todos los feligreses, especialmente todos los cristianos que deseáis compartir la vida parroquial con entusiasmo, debéis crecer en ‟ardor e impulso evangelizador‶. La sociedad de hoy es muy distinta, no sólo a la de hace siglos, sino a la de hace unos años. Pero el Señor nos dice a todos: ‟Id y anunciad el Evangelio...‶

Como escribió el Papa Juan Pablo II, ‟con el mismo entusiasmo de los primeros cristianos‶. Con la valentía que manifestaron con su vida y su muerte los santos Ciriaco y Paula. Este entusiasmo y ardor renovado es imposible sin la escucha de la Palabra de Dios y sin la Eucaristía.

En segundo lugar, promover, consolidar una ‟espiritualidad de comunión‶. También escribía el Papa: ‟Hacer de la Iglesia la casa y la escuela de la comunión‶

Vivid la más profunda fraternidad entre feligreses, obras y servicios apostólicos, asociaciones, hermandades, cofradías. Porque uno es el Señor, una sola la fe, compartimos una sola Eucaristía. Somos ‟uno en el Señor‶.

El tercer objetivo del Proyecto Pastoral es ahondar en formación cristiana que promueva ‟una pedagogía de la santidad‶ (NMI. 31).

Todos llamados a la santidad que es la vocación que tiene su raíz en el bautismo, que no es otra cosa sino configurarnos con Cristo de tal manera que podamos decir como San Pablo, ‟no vivo yo, es Cristo que vive en mí‶.

Siempre, pero especialmente en nuestros días, es urgente y prioritario cuidar nuestra formación cristiana que tiene su fuente en la Palabra de Dios y en la enseñanza del magisterio de la Iglesia.

Os invito a reforzar la vida parroquial. Que seáis comunidad orante y celebrante de los Sacramentos, especialmente de la Eucaristía. Y comunidad misionera, esto es, que sabe que tiene como fin principal predicar el Evangelio de la Gracia, de la Esperanza, del Amor de Dios, manifestado en Cristo Jesús.

3. El Evangelio que ha sido proclamado nos ha hecho presente la imagen del banquete nupcial.

Los primeros invitados no acuden a las bodas. Entonces son enviados los criados a convocar a todos, a los pobres especialmente.

Los cojos, lo ciegos, los leprosos. Este banquete es imagen de la Eucaristía que celebramos cada día, cada domingo.

Nosotros somos pecadores. He ahí la gran pobreza que experimentamos. Pero el Señor nos llama porque Él lo hace con gratuidad, no porque lo merezcamos. Y como nosotros, llama a todos a celebrar su Pascua, esto es, su Pasión, Muerte y Resurrección.

El centro de la vida de la Parroquia tiene que ser la Eucaristía. Toda la feligresía y los miembros de las asociaciones, organizaciones, cofradías, debéis sentiros convocados por el Señor a celebrar la Eucaristía, centro de la vida cristiana. Y desde ella sentiros enviados a las diversas tareas que la misión apostólica de la Parroquia os señale.

Cuidad la celebración de la Eucaristía. Que cada domingo sea expresión de la Asamblea cristiana constituida por cristianos de diversas edades e ideologías, con sensibilidades cristianas diferentes, que constituye el mejor signo de comunión fraterna.

Y percibid en ella el inmenso amor de Dios que es perdón y es promesa. Esta es la gran realidad cristiana que nos hace decir como Pablo: Todo lo puedo en Aquél que me conforta.


4. Acción de Gracias.

Queridos cristianos, demos gracias a Dios por los quinientos años de vida de la Parroquia de los Santos Mártires Ciriaco y Paula. Y pidamos fidelidad al Evangelio y crecimiento en el compromiso misionero a todos los que se sientan feligreses de la Parroquia, a todos los que acuden a ella.

Gratitud por el ayer y compromiso renacido para el hoy que mira el mañana. Aquí nos tienes Señor dispuestos a oír tu Palabra y a seguirte con humilde fidelidad.

Santos Ciriaco y Paula, interceded por nosotros, por la Parroquia. Que vuestro ejemplo de vida y muerte anime y fortalezca nuestra vida creyente.

Santa María, Madre de Dios y Madre Nuestra, ruega por nosotros.

✝ Antonio Dorado Soto,
Obispo de Málaga

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga