DiócesisHomilías Mons. Dorado

Bodas de oro sacerdotales de D. José Burgos

Publicado: 14/05/2006: 874

1.- En esta gran acción de gracias que es la Santa Misa, hoy tenemos un motivo especial para nuestro agradecimiento y alabanza al Señor: se cumplen los 50 años de la ordenación sacerdotal de D. José Burgos. Son sus bodas de oro. Y queremos unirnos a su Magníficat por las maravillas que Dios ha hecho en él y a través de él a lo largo de los 50 años de vida sacerdotal.

El Papa Juan Pablo II definió la naturaleza del sacerdocio con sólo dos palabras: DON Y MISTERIO.

El sacerdocio es un DON DE DIOS: el Salmista repasaba la historia de su vida y llegaba a la conclusión de que el Señor había estado grande con él y la comunidad.

Y la respuesta era el agradecimiento y la alegría. Hoy también es una ocasión para repasar la vida de D. José y hacer memoria agradecida de su pasado. Hacer memoria detallada sin que ningún detalle de la bondad de Dios se pierda.

Seguro que puede decir con el Salmista: “Me ha tocado un lote hermoso; me encanta mi heredad”. Como decía San Pablo, tu ministerio sacerdotal es un tesoro que has llevado en vaso de barro para que aparezca que la extraordinaria grandeza del poder de tu vida sacerdotal es de Dios y que no viene de nosotros mismos.

El sacerdocio es un MISTERIO, que significa que es un sacramento, un signo de Jesucristo que se revela como Salvador a través de la persona y la vida del sacerdote.


+ Antonio Dorado Soto,
Obispo de Málaga

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga