DiócesisHomilías Mons. Dorado

Miércoles de Ceniza. Ciclo B

Publicado: 01/03/2006: 470

1.- Hoy, miércoles de Ceniza, comienza el tiempo de Cuaresma. Mediante el antiguo rito de recibir la ceniza, los católicos iniciamos una peregrinación de fe hacia los brazos de Dios nuestro Padre.

Es verdad que la cultura española se ha secularizado y prescinde de los símbolos y fiestas cristianas, pero siguen vivas las raíces de nuestra fe.

Como ciudadanos, los católicos continuaremos yendo al trabajo cada día, acudiendo al mercado, llevando a los niños al colegio y recorriendo las calles, pero en lo profundo del alma nuestra existencia cambia, pues, con palabras del Papa en el Mensaje para la Cuaresma 2006, “emprendemos una peregrinación en la que Dios mismo nos acompaña a través del desierto de nuestra pobreza, sosteniéndonos en el camino hacia la alegría intensa de la Pascua”.

Porque lo esencial de estos cuarenta días de la Cuaresma no es la práctica del ayuno y de la abstinencia, sino la búsqueda de Dios. La lectura sosegada de la Palabra de Dios, especialmente de la pasión y muerte de Jesucristo, el rezo piadoso del Vía Crucis, la confesión sincera de nuestros pecados y los diversos ejercicios penitenciales que recomienda la Iglesia, como el ayuno, la abstinencia y la limosna, sólo tienen un sentido y una meta: el encuentro con el Dios Vivo. Él es el origen y el fin de la existencia humana y encontrarle, aunque sea en la oscuridad de la fe, es descubrir el mejor tesoro, como dice la parábola del Evangelio.

Por eso se nos dice al imponernos la ceniza: “Conviértete y cree en el Evangelio”. Son las mismas palabras con las que inició el Señor su predicación al comienzo de la vida pública: “El Reino de Dios ha llegado, convertíos y creed en el Evangelio”. La conversión es un camino de vuelta a la Casa del Padre, que nos espera y estrecha en un abrazo de perdón y de fiesta, como a hijos pródigos. Así lo entendieron y así lo vieron todas esas personas de fama universal que han dejado una huella indeleble en nuestro mundo. Me refiero a los santos, con San Pablo, San Francisco de Asís, San Francisco Javier, el Beato Manuel González, la Beata Madre Petra y el Cardenal Spínola. A ejemplo de Jesucristo, pasaron por esta tierra haciendo el bien y nos enseñaron un estilo nuevo de vida y de libertad.


2.- Como Obispo y hermano en la fe, os invito a buscar con pasión el rostro de Dios durante estos cuarenta días, para celebrar con gozo la Vigilia Pascual y la Pascua del Señor. “La Cuaresma es un período –dice el Papa- para aprender a ver el mundo, y en particular el sufrimiento de los hombres y mujeres, con los ojos de Jesús”.

En un mundo tan rico como el nuestro, en el que, sin embargo escasean tanto el amor, la alegría y la esperanza, estamos llamados a buscar ese sentido que da plenitud a nuestra vida. Los que tenéis una fe viva siempre podréis alimentarla con la presencia de Dios en la Eucaristía. Y los que hayáis perdido la esperanza de encontrarlo, no cejéis en vuestro anhelo, porque Él se manifiesta siempre al que le busca.

Durante los cuarenta días que dura la Cuaresma, las parroquias ofrecen muchas oportunidades para encontrarse con Dios: charlas cuaresmales, jornadas de oración, ejercicios espirituales para jóvenes y adultos, cursillos de Cristiandad y diversas celebraciones de la Penitencia y de la Palabra. Son citas para todo cristiano que busca y que se prepara a celebrar la Pascua del Señor.

Sin perder de vista que el fin es el encuentro con Dios, pues como nos ha dicho el Papa en la primera Carta Encíclica, la plenitud del hombre se consigue cuando descubre que el sentido último “de esta historia consiste en que el hombre, viviendo en fidelidad al único Dios, se experimenta a sí mismo como quien es amado por Dios y descubre la alegría en la verdad y en la justicia; la alegría en Dios que se convierte en su felicidad esencial: ¿No te tengo a Ti en el Cielo?; y contigo, ¿qué me importa la tierra? Para mí lo bueno es estar junto a Dios” (Sal 73, 25-28).

 


+ Antonio Dorado Soto,
Obispo de Málaga

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga