DiócesisHomilías

Encuentro con los religiosos de Antequera (Colegio de la Inmaculada-Antequera)

Publicado: 16/05/2015: 85

Homilía pronunciada por el Obispo de Málaga, D. Jesús Catalá, en el encuentro con los religiosos de Antequera (Colegio de la Inmaculada-Antequera) celebrado el 16 de mayo de 2015.

ENCUENTRO CON LOS RELIGIOSOS DE ANTEQUERA

(Antequera, 16 mayo 2015)

 

Lecturas: Hch 18, 23-28; Sal 46, 2-3.8-10; Jn 16, 23b-28.

1.- En las dos lecturas de hoy se nos presentan sobre Jesús dos títulos cristológicos. No vamos ahora a hablar de la vida consagrada en general, sino que me gustaría centrarme en la liturgia de cada día, la de hoy en especial en este tiempo pascual donde se nos presenta la lectura de los Hechos y el Evangelio de Juan.

Como creyentes y, a mayor título, como consagrados, a mí me ha gustado el texto de los Hechos de los Apóstoles en los que aparece un judío, Apolo, que sabía muy bien las cosas de Jesús. Contaba la historia de Jesús a la perfección, pero le faltaba algo. Tenía formación judía, pero le faltaba lo propio del cristiano. Entonces, lo escuchan en la sinagoga, Áquila y Priscila, se lo llevan a casa y lo forman, le hablan del camino, el camino es Jesús. Le hablan no sólo del Jesús histórico sino de Cristo resucitado (cf. Hch 18, 26). Al final del texto habla de que los fieles tienen que escuchar que Jesús es el Señor (cf. Hch 18, 28). Ese es un título cristológico.

2.- En nuestro trabajo con la gente, con los jóvenes, sobre todo, tenemos que llegar a formarles como Áquila y Priscila a Apolo para que pasen de la imagen que tienen del Jesús amigo, –es normal que un adolescente tenga la idea de un Jesús que es su amigo–, pero hemos de ayudarles a que pasen del título amigo al título Jesús es Señor de nuestra vida. Jesús es Dios, Jesús es Mesías al que tenemos que adorar. Es bueno que los jóvenes traten a Dios como amigo, pero sin olvidar que es Dios, es el Señor de nuestras vidas. Es el que ha dado la vida por cada uno de nosotros, es el que nos salva.

Pues esa creo que es una de las tareas nuestras, como Aquila y Priscila, como especialistas, animar y ayudar a nuestros interlocutores, a nuestros destinatarios que hagan el paso a la fe de que Jesús es el Señor. Título cristológico importantísimo.

3.- El segundo título que aparece en el Evangelio de Juan es Jesús como el único Mediador, otro título cristológico. “Todo lo que pidáis al Padre en mi nombre se os dará”. “Pedid en mi nombre y se os lo dará” (cf. 15, 16b). Cristo es el único Mediador, no hay más, el único Pontifex entre Dios y los hombres.

Sin salirme de las lecturas, nos animamos, me animo a mí mismo y a vosotros a que con nuestra tarea, con nuestro testimonio, trabajemos por ayudar a los destinatarios de nuestro testimonio, de nuestra catequesis, de nuestra vocación en la fe a que progresen y pasen a profesar la fe en Jesús como Señor, como Mesías y Jesús como Mediador único. Y todo lo que hay que pedir al Padre es a través de Jesús.

Si intentamos aplicar esto a nuestra vida será más fecunda aún. Esto es lo que he visto que podría decirnos hoy la Palabra. Esta idea doble de predicar a Jesús como Señor y como Mediador ante nuestros fieles, nuestros niños, nuestros jóvenes.

Le pedimos a la Virgen que nos ayude en esta tarea de ser testigos. Ella es mediadora en otro estilo, como Madre de Jesús. No es la mediadora como Cristo es mediador, pero ahí está su intercesión por nosotros. Amén.

Más artículos de: Homilías
Compartir artículo