DiócesisOtros escritos Mons. Buxarrais

"Cartas a Valerio" (28 enlaces)

Publicado: 03/08/2012: 1367

Mons. Ramón Buxarrais Ventura, Obispo emérito de Málaga, es conocido en muchos ámbitos españoles y latinoamericanos por sus Cartas a Valerio publicadas total o parcialmente en algunas revistas cristianas de pastoral y periódicos nacionales. Desde el primer momento las Cartas a Valerio despertaron un insólito interés tanto por su contenido como por su estilo. Según testimonio del propio autor, sus Cartas nacieron de la preocupación por lograr que el ejercicio de su ministerio magisterial de obispo llegara a todos sus diocesanos. Dn. Ramón se daba cuenta que el habitual estilo empleado por la mayoría de obispos en sus cartas pastorales no calaba en sus lectores. Debía encontrar la manera de poderse comunicar con todos, sobre todo con los más sencillos y los menos acostumbrados a la lectura. Movido por este legítimo afán de pastor, se le ocurrió expresarse a través de un estilo directo y sencillo, de tú a tú. Para conseguirlo se inventó un cristiano inquieto, tan frecuente en los tiempos postconciliares, y le puso el nombre de Valerio. Los que han seguido la trayectoria pastoral del Obispo emérito de Málaga conocen su preocupación tanto por la vida de la Iglesia, como por los problemas sociales. Esta preocupación queda reflejada en sus Cartas a Valerio. Conocer dichas Cartas es detectar los latidos de la Iglesia malagueña, española y latinoamericana en general.

I Carta a Valerio: Carta a un militante cristiano (1979)

II Carta a Valerio: La democracia es un valor que no puede imponerse (1980)

III Carta a Valerio: El pluriempleo puede ser un robo. El fracaso de las democracias de consumo (1980)

IV Carta a Valerio: Vivir como un cura (1981)

V Carta a Valerio: Cicatriz en la democracia. La libertad es siempre incómoda (1981)

VI Carta a Valerio: ¿Una Iglesia envejecida? La juventud llama a la puerta (1982)

VII Carta a Valerio: Que eche la red a su aire (1982)

VIII Carta a Valerio: La agresividad electoral puede herir la democracia (1982)

IX Carta a Valerio: Sin privilegios, pero con libertad (1984)

X Carta a Valerio: Padres cristianos de un hijo ateo (1984)

XI Carta a Valerio: Los abismos del poder (1986)

XII Carta a Valerio: Contra servilismo, sinceridad (1987)

XIII Carta a Valerio: Los agnósticos: ¿Sinceros inconscientes o cobardes? (1987)

XIV Carta a Valerio: Ha muerto un niño. ¿Quién tiene la culpa? (1987)

XV Carta a Valerio: Respetad a los musulmanes. Y a nosotros también (1987)

XVI Carta a Valerio: Europa invadida (1988)

XVII Carta a Valerio: La primera y última Comunión (1988)

XVIII Carta a Valerio: Matilde se hace monja (1988)

XIX Carta a Valerio: Hacer el agosto en Málaga (1988)

XX Carta a Valerio: No basta la buena voluntad (1988)

XXI Carta a Valerio: Gerardo ya no va a Misa (1988)

XXII Carta a Valerio: Don Felipe es un valiente (1989)

XXIII Carta a Valerio: Cerrado por falta de personal (1989)

XXIV Carta a Valerio: La Parroquia no es un cortijo (1989)

XXV Carta a Valerio: La hermana del Sr. Cura (1990)

XXVI Carta a Valerio:  “Chapeau” para los seminaristas (1990)

XXVII Carta a Valerio:  No saben hacer la señal de la Cruz (1991)

XXVIII Carta a Valerio: El ateo bautizado (1991)

Autor: Tomado del libro: