NoticiaMisiones

Ante la pandemia, aquí estoy, envíame

Detalle del cartel del DOMUND 2020
Publicado: 16/10/2020: 624

DOMUND

El 18 de octubre se celebra el Domingo Mundial de las Misiones (DOMUND), el día en el que toda la Iglesia reza especialmente por la causa misionera y organiza una colecta para colaborar con ella. Este año se celebra en un contexto de crisis sanitaria y económica mundial, en el que se nos invita a proclamar: “Aquí estoy Señor, envíame”.

«En un momento en que la enfermedad, el sufrimiento, el miedo y el aislamiento nos interpelan; en este contexto de miedo ante el Covid-19, la pregunta que Dios hace: “¿a quién voy a enviar?, se renueva y espera nuestra respuesta generosa y convencida; “aquí estoy, envíame”», afirma el delegado de Misiones de la diócesis de Málaga, el misionero de la Consolata Danilo Cantillo, quien añade que «en estas circunstancias se ha puesto de manifiesto que el papel de la Iglesia es crucial para los más necesitados en países de África, Asia y América. Allí la Iglesia está en primera línea en la lucha contra el virus, la pobreza y el hambre. Este DOMUND es una oportunidad para apoyar con la oración, la colaboración económica y el tiempo, a los más necesitados. Desde la Delegación Diocesana de Misiones, como delegado, les invito a ser muy generosos».

Mascarillas solidarias

Para facilitar que el Octubre Misionero llegue a todos los rincones de la Iglesia malacitana, cuidando las medidas de distanciamiento y seguridad, desde la Delegación de Misiones se han organizado diversas Vigilias Misioneras en los arciprestazgos. Estas son las siguientes:

- 16 de octubre, a las 20.00 horas, en la parroquia Nuestra Señora del Carmen de Málaga, arciprestazgo Virgen del Mar;

- 23 de octubre, a las 19.30 horas, en la parroquia San Pedro, arciprestazgo de Antequera;

- 24 de octubre, a las 20.00 horas, en la parroquia San Andrés de Torre del Mar, arciprestazgo Axarquía-Costa;

- 30 de octubre, 20.00 horas, en la parroquia Nuestra Señora del Socorro, arciprestazgo de Ronda.

En cada una de estas Vigilias de oración, el equipo de la Delegación de Misiones ofrece unas mascarillas solidarias cuyos beneficios se unirán a la colecta del DOMUND que se realiza en todos los templos de la diócesis el domingo 18 de octubre.

Las mascarillas, que tienen impreso el logo de Fano para el Mes Misionero Extraordinario, son higiénicas y reutilizables (50 lavados) y han sido confeccionadas por el Taller Social Suman2+, de los Maristas. También se pueden adquirir en la Delegación de Misiones (952 026 668). 

Testimonios

Son muchos los testimonios misioneros que se están escuchando en este mes de octubre, tanto en los programas religiosos de COPE Málaga, como en el Encuentro Diocesano Misionero del día 3 y en las Vigilias Misioneras que se vienen celebrando en los arciprestazgos.

Uno de ellos ha sido el de Rafael López (Pachón), del Grupo Misionero "Proyecto Bolivia", que afirmaba con rotundidad: «Bolivia me cambió la vida. La vida que compartí allá, con la gente de Comarapa, con los campesinos y campesinas, me cambió para siempre. Cariñosamente digo que Dios me abrazó y después me zarandeó tan fuerte que me derribó: a mí y a mis cimientos. Me hizo replantearme toda mi vida, mi situación laboral, mi escala de valores, a qué dedicaba mis esfuerzos y ahí sentí que estaba siendo llamado a vivir la vida como misión».

Otro de los testimonios ha sido el de Manuel Lozano, misionero diocesano en Caricara del Orinoco, quien explicaba que «este mes misionero de octubre, los cristianos de Caicara y la comunidades cristianas del municipio cedeño lo viven con mucha intensidad pero también con mucha incertidumbre, como toda la población venezolana; no solo por lo que está pasando en todo el mundo como consecuencia de la pandemia, sino también por la situación del país pues la crisis es cada vez más profunda a todos los niveles: político, social y económico. El pueblo se pregunta: "¿esto dónde nos va a llevar?" y hay muchos que sufren una crisis de fe y se plantean: "¿dónde está Dios, nos ha abandonado?" No hay comida ni medios para adquirirla, no hay trabajo, no hay medicinas, no hay gasolina, no hay gas... En este mes, nuestras comunidades van tomando conciencia de su vocación misionera pues no se contentan con ser meros receptores y beneficiarios de la Iglesia misionera universal, sino que también se sienten protagonistas de su esencia cristiana, se sienten misioneros y quieren ser luz y vida en medio de tantas tinieblas y muerte. Oremos unos por otros para que seamos testigos donde el Señor nos llame y le digamos "aquí estoy, Señor, envíame"».

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes