NoticiaClero

Málaga cuenta con cinco nuevos sacerdotes

Publicado: 20/06/2022: 9373

Ordenaciones

La Diócesis de Málaga se ha vestido de nuevo de fiesta para acoger la ordenación sacerdotal de cinco jóvenes dispuestos a «servir a la Iglesia con todas sus capacidades y la gracia del Señor», como explica el rector Juan Manuel Ortiz Palomo. El Sr. Obispo, D. Jesús Catalá, presidió la celebración en la Catedral el sábado 25, fiesta del Inmaculado Corazón de María.

«Tengo por delante toda una vida de entrega al servicio del pueblo de Dios»

Aquí pueden escuchar la entrevista en el programa EL ESPEJO MAÁLKAGA, 24 horas antes de la ordenación sacerdotal.

Aaron Benzaquen Vera, Santiago Bremermann Medina, Juan Manuel Caracuel Merchán, Rafael López Sánchez y Eduardo Muñoz Centeno son los cinco nuevos sacerdotes para la Iglesia de Málaga. 

Es la primera ordenación sacerdotal que Juan Manuel Ortiz Palomo vive como rector del Seminario Diocesano, lo que significa para él «una alegría y una responsabilidad. El trabajo del Seminario sigue dando frutos una vez más y eso se visibiliza para la comunidad diocesana cuando, con gozo, celebramos una ordenación. Por eso, ver que este grupo de seminaristas completa su formación y se pone a disposición de la Iglesia de Málaga supone una gran alegría. A la vez, es una responsabilidad para seguir adelante con esta tarea, para que sean muchos y buenos los seminaristas que como sacerdotes se puedan poner al servicio de la Iglesia, ayudando en su discernimiento y preparándoles para el reto que supone ser pastores buenos y misioneros en estos tiempos».

La ordenación de cinco nuevos sacerdotes supone una muy buena noticia para la Iglesia de Málaga en la que la media de sacerdotes ordenados los últimos cinco años es de dos. De estos cinco nuevos presbíteros el rector destaca que «siendo muy distintos, por su carácter, por su proveniencia y por su manera de ser, han sabido crecer en comunión en el camino del Seminario. Y ahora están dispuestos a servir a la Iglesia con todas sus capacidades y con la gracia del Señor. Os invito a rezar para que así sea».

El más joven de la diócesis

Eduardo es, desde este sábado, el nuevo sacerdote más joven de la diócesis. A sus 25 años recién cumplidos se muestra muy ilusionado con empezar la tarea como pastor: «Llego a este momento con gran alegría y lleno de gozo en el Señor, dispuesto a hacer la voluntad del Padre, ofreciéndole mi vida para llevar la presencia de Jesús al mundo. Es preciso pensar que me uno a una fraternidad y que tengo por delante toda una vida de entrega al servicio del pueblo de Dios».

Tras estos años de formación, llegan al sacerdocio con una clara acción de gracias a Dios: «Quiero darte las gracias, Señor, por haberte fijado en este pobre pecador para llevar tu Palabra por el mundo, para seguir anunciando la alegría del Evangelio y mostrar cuán grande es el amor que Dios nos tiene», afirma Rafael, y Aaron añade: «Delante de Dios no somos desconocidos ni somos números: somos rostros, nombres, corazones… conocidos por el Señor uno a uno. Mi acción de gracias es un poco así, habiendo pasado por dificultades y alegrías en estos seis años, me quedo y rezo por tantos rostros, corazones y nombres que me han ayudado en el camino. Tantos pueblos, realidades, lugares de pastoral que me han empujado a seguir diciéndole “Sí” a la llamada del Señor. ¿Cómo podré pagarle al Señor tanto bien como me ha hecho?».

Con la ordenación, estos cinco pastores reciben también sus primeros destinos: «Sueño con mis parroquias desde hace mucho tiempo», afirma Juan Manuel, «pero, en estos momentos previos a mi llegada, le pido al Señor la humildad suficiente para dejarme hacer por los feligreses. Desde ya, vaya donde el Señor me envíe, quisiera decirles que tengan paciencia con este curilla que les envían, que voy con los oídos y el corazón abiertos para aprender, pero también con las manos llenas para darme. Llevo muchos años soñando con ese primer amor pastoral». Santiago, por su parte, se ha marcado tres objetivos: «En primer lugar, conocer a la comunidad o comunidades donde me envíen; ser cercano, cariñoso y preocupado por el pueblo y su realidad lo considero esencial. En segundo lugar, y no menos importante, poder celebrar los sacramentos junto a ellos. Sobre todo el sacramento de la Eucaristía, donde Cristo se hace presente por cada uno de nosotros; y, en tercer lugar, espero que con mi vida, dentro de mi pequeñez, pueda reflejar un poco el rostro amoroso de Jesús». 

Primeras misas

El domingo 26 de junio, a las 19.00 horas, tiene lugar la primera Misa de Santiago Bremermann en la parroquia de la Inmaculada Concepción de Alameda; el viernes 1 de julio, a las 20.00 horas, la de Juan Manuel Caracuel en la parroquia de la Encarnación de Marbella; el sábado 2 de julio, a las 12.00 horas, la de Eduardo Muñoz en la parroquia de Santa Ana de Manilva; el domingo 3 de julio, a las 20.00 horas, la de Aaron Benzaquen en la parroquia de San Miguel de Málaga; y el viernes 8 de julio, a las 19.30 horas, la de Rafael López en la parroquia de San José de Torre Cardela (Granada).

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la Delegación de Medios de Comunicación de la Diócesis de Málaga. Es Bachiller en Ciencias Religiosas por el ISCR San Pablo y está realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Teológico Juan Pablo II.

enllamasfortes
Más noticias de: Clero