NoticiaSeglares

«La medalla estará en el mejor sitio de mi casa y de mi corazón»

Publicado: 26/09/2016: 5246

Así habla Isabel Miguel Sánchez, a la que todos conocen como Isabelita, que ha recibido la Medalla ‘Pro Ecclesia Malacitana’ concedida por el Obispo de Málaga.

La entrega de la distinción tuvo lugar en la parroquia de la Amargura el 12 de septiembre. Y es que, Isabelita es el alma de la parroquia de la Amargura, en la que lleva más de 30 años como ella misma dice: «poniendo mis dones al servicio del Señor y de mi parroquia.

Yo se lo agradezco mucho a D. Jesús, pero para mí es suficiente que los sacerdotes que han pasado por aquí me digan que les gusta como he preparado el altar para una celebración». Después de tantos años por la parroquia de la Amargura han pasado varios sacerdotes y a Isabelita se le quiebra la voz cuando los recuerda uno a uno. Para todos ellos tiene palabras de agradecimiento y cariño «somos como una familia. Yo me he llevado estupendamente con todos los curas. Cuando se tratan de cerca, hay que quererlos a todos. Todos los sacerdotes que han venido a esta parroquia han sido muy buenas personas, sólo que algunos han estado más tiempo que otros y por eso les he tomado más afecto», con estas palabras, esta feligresa, oriunda de Carratraca, se refiere a un sacerdote que tiene un lugar especial en su corazón: Felipe Reina, que fue más de veinte años párroco de la Amargura.

«La medalla va estar en el mejor sitio de mi casa y de mi corazón», explica Isabelita, que dice que está nerviosa desde que se lo dijeron. «Los feligreses de mi parroquia se han alegrado mucho. Mucha gente me pregunta si es que me voy a jubilar, pero yo les digo que no, seguiré ayudando aquí mientras las fuerzas me aguanten. Es una alegría muy grande ver el templo lleno de jóvenes, porque ésta es la «parroquia de la Juventud». De hecho, el delegado de Juventud, Salvador Gil es uno de los sacerdotes que atiende esta parroquia, junto al párroco Antonio Aguilera.

Ambos recuerdan las Prioridades Pastorales 2016-2017 de nuestra diócesis, para referirse a Isabelita, cuando dicen que «hemos de agradecer a Dios las personas que con su generosidad, esfuerzo y dedicación han ayudado a construir el gran edificio humano y espiritual, que es la parroquia, y que siempre debe perfeccionarse».

Y es que, como recuerdan «esta feligresa lleva treinta años al servicio del altar, del templo, cuidando con mucho esmero el ornato del altar, los manteles, preparando para la Eucaristía, contando las colectas, ordenando muy bien las cosas, preparando las flores… y todo gratuitamente».

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente