Migraciones

Graziella Cuccu porta la réplica de la Cruz de Lampedusa que queda como testigo en la diócesis de Málaga // E. LLAMAS