NoticiaNavidad

Celebramos que hay lugar en la posada

Presentación de "Calor y café" a los medios de comunicación // CARITASMÁLAGA
Publicado: 26/12/2016: 6738

En estos días en los que celebramos el Nacimiento de Jesús, el Hijo de Dios hecho hombre que no tenía donde nacer, las personas que duermen en las calles de nuestra ciudad tienen por fin posada.

Dejar paso a la "fantasía de la misericordia"

Al igual que en aquella Navidad tras el Gran Jubileo del año 2000, cuando nació el Hogar Pozo Dulce de Cáritas Diocesana, en este momento, quince años más tarde y fruto de otro gesto diocesano, el del Año de la Misericordia, abre las puertas otro centro para personas sin hogar. Se trata de un centro de acogida nocturna para ofrecer una respuesta a las personas que diariamente pasan la noche en la calle.

Centro de acogida nocturna "Calor y café"

Este recurso es fruto del gesto diocesano que Cáritas ponía en marcha, en colaboración con la Vicaría de Acción Caritativa y Social, el pasado mes de febrero. Hoy es ya una realidad gracias a la generosidad de centenares de personas y entidades que han respondido al llamamiento.

Estará ubicado en la calle Álvaro de Bazán. Allí, las personas podrán acudir a resguardarse, descansar, tomar algún alimento caliente, darse una ducha, etc. Un lugar donde lo importante sea la acogida y el ofrecimiento de ese calor   que restaure un poco su dignidad de persona. Además de proporcionar acogida nocturna, también pretende ser un espacio de referencia donde quienes acudan se puedan empadronar y empezar así un proceso de recuperación personal.

XV aniversario del Hogar Pozo Dulce

Bajo el lema “Un gesto, un techo, un hogar” hace ya quince años, miles de fieles participaron en colectas extraordinarias, aportaron el sueldo de un día e hicieron posible la creación de Pozo Dulce, el que ha sido el hogar de 283 personas a lo largo de todo este tiempo.

La Compañía de Jesús donó la casa para que se rehabilitase, las instituciones públicas hicieron su aportación, Cáritas puso el resto y las Hijas de la Caridad su presencia diaria gratuita en el servicio a los acogidos.

Actualmente, residen en la casa 39 personas, de ellas, 32 hombres y 7 mujeres. Para atenderles cuentan con un equipo de ocho monitores, una psicóloga, una trabajadora social, tres Hijas de la Caridad y el director del centro, Francisco J. Jiménez, que sustituyó en el cargo a Sor Concepción Hernández hace tan sólo unos meses.

Se está potenciando el equipo de voluntarios de calle, con la incorporación de nuevas personas y la realización de un proceso formativo para mejorar el acompañamiento.

Ambos centros se coordinan con todas las entidades que trabajan con personas sin hogar a través de la Puerta Única.

Cáritas Diocesana

Más noticias de: Navidad