NoticiaMisiones

Los misioneros malagueños tiran del hilo

Misioneros malagueños por el mundo
Publicado: 30/10/2019: 5257

Las delegaciones de Misiones y Medios de Comunicación han publicado en internet una lista de misioneros malagueños por el mundo. A través de la red social Twitter los mensajes se han presentado en formato “hilo” e incluyen textos, fotos y vídeos

Uno de los frutos del Mes Misionero Extraordinario, que se clausuró el 26 de octubre en la parroquia del Carmen de Málaga, ha sido un hilo de twitter gracias al que podemos conocer a los misioneros malagueños repartidos por el mundo y en qué consiste su trabajo.

«Alberto Álvarez Lomas, jesuita malagueño de 95 años, ha desarrollado ininterrumpidamente su misión en Japón desde que llegara a Hiroshima en agosto de 1950, de la mano del Padre Arrupe de quien fue secretario personal. Ha trabajado en el ámbito educativo y de atención pastoral». Son los 277 caracteres (de los 280 posibles) con los que la cuenta oficial de la Diócesis de Málaga en twitter presenta a uno de los misioneros malagueños repartidos por el mundo. Al pequeño texto le acompaña una fotografía histórica en blanco y negro de este veterano miembro de la Compañía de Jesús junto a afectados por la radiación y otra foto de él en la actualidad.

Es solo uno de los testimonios que ha recogido el perfil @diocesismalaga en twitter dentro de las acciones promovidas para celebrar el Mes Misionero Extraordinario convocado por el papa Francisco para este octubre.

Desde la Delegación Diocesana de Misiones se han organizado con este motivo una serie de actividades que concluyeron el pasado 26 de octubre con la Misa de envío y clausura. Pero también han querido fomentar el encuentro digital con un hilo (sucesión de pequeños mensajes o “tuits” encadenados) en los que diariamente, a lo largo del mes de octubre, se ha ido presentando a uno de esos malagueños que, dejándolo todo, marcharon a anunciar el Evangelio a cualquier parte del mundo.

El hilo comenzó el 1 de octubre explicando la historia de la santa de aquel día, Santa Teresa de Lisieux, «una monja joven que jamás salió del convento» y que curiosamente es la patrona de las misiones. Inmediatamente comienza el repaso a los misioneros malagueños repartidos por el mundo y lo hace en Venezuela, donde tres sacerdotes atienden la Misión Diocesana de Caicara del Orinoco. Uno de ellos, Manuel Lozano, envía un vídeo desde la misma orilla del Orinoco en el que manda un mensaje a todos los cristianos malagueños: «El bautizado es misionero por naturaleza, afirma. Yo, que llevo 25 años aquí en esta tierra, no soy más misionero que el último bautizado de la diócesis».
Algunos de los testimonios más impactantes son los de las familias misioneras. Una figura poco conocida hasta hace unos años cuando era una labor ejercida principalmente por sacerdotes y religiosas, pero que está en auge. Es el caso de Luis Ventura y Ester Tello, misioneros de la Consolata que, junto a sus cuatro hijos, realizan su misión junto a los pueblos indígenas en la Amazonía brasileña.

También hay familias muy numerosas del Camino Neocatecumenal en lugares tradicionalmente de misión como Costa Rica y en sitios donde la secularización hace necesaria una nueva evangelización, como Dinamarca.

En el primer caso, el matrimonio compuesto por Juan Ignacio Guerrero e Isabel de Oliva explica su trabajo en uno de los barrios más pobres de la capital, San José, junto a sus 9 hijos. La zona donde viven es una bolsa de marginalidad donde hay droga, prostitución y delincuencia, en la que la presencia de una familia cristiana «es una luz que habla del amor de Dios». Daniel y Gema y sus 13 hijos, por su parte, hacen presente a la Iglesia Católica en un suburbio de Copenhage donde el 90% de la población es inmigrante.

Las decenas de miles de visualizaciones y cientos de retuits que por ahora recopila el
hilo confirman el éxito de esta acción misionera en redes sociales.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno