NoticiaObispo

D. Jesús Catalá: «El documento debe ser leído si alguien quiere hablar sobre él»

Publicado: 05/07/2012: 1746

Así de contundente se manifiesta el obispo de Málaga, Mons. Catalá, con respecto al documento “La verdad del amor humano. Orientaciones sobre el amor conyugal, la ideología de género y la legislación familiar”, que ha publicado la Conferencia Episcopal Española (CEE). Considera que se trata de un texto que en este momento era necesario elaborar ya que “se ha producido un cambio de terminología querida y buscada de cara a cambiar una mentalidad e imponer una ideología”.

En el documento, aprobado por la XCIX Asamblea Plenaria  los obispos anuncian a lo largo de seis capítulos el evangelio del matrimonio y de la familia como un bien para toda la humanidad.

PARA TODA LA SOCIEDAD

Monseñor Catalá recuerda que se trata de un documento dirigido a la sociedad en su totalidad y de una propuesta u orientación,  no de una imposición.  En este sentido comprende que se esté o no de acuerdo con su contenido.  Ahora bien, en lo que  hace especial hincapié en que si se quiere hablar de él “debe ser leído y si no que no se hable de él”. A este respecto, D. Jesús Catalá ha animado a que a partir del próximo curso pastoral se realicen lecturas guiadas, dialogadas y reflexionadas del documento tanto personales como en grupo para así entenderlo y llegar a conocerlo en profundidad.

TERMINOLOGÍA

En el documento se recuerda que la Conferencia Episcopal Española ya venía llamando la atención sobre las nuevas circunstancias en las que se desarrolla la vida familiar y sobre la presencia en la legislación española de presupuestos que devaluaban el matrimonio, causando la desprotección de la familia y llevando a una cultura que, sin eufemismos, podía calificarse como una cultura de la muerte.  

El obispo de Málaga califica esta situación de fatal "porque las palabras tienen un uso y hay que ser objetivos en su utilización”.  Y pone ejemplos concretos como esposo y esposa, “términos que la mayoría de los españoles no se habían dado cuenta que no existe en la jurisprudencia española desde 2005 y eso es gravísimo”, apunta. También ha querido recordar el significado de la palabra matrimonio “porque el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, es esposo y esposa. Decir lo contrario es no saber ni siquiera el significado de esta palabra, que no es otro que el don de la maternidad”, a lo que añade que  “por ello dos personas del mismo sexo no producen el don de la maternidad con lo cual no se puede llamar matrimonio”.

Autor: Inmaculada Prieto

Más noticias de: Obispo