NoticiaObispo

La alianza de Dios culmina en Cristo Cautivo

El Cautivo y la Trinidad, durante la Misa del Alba. FOTO: Hugo Cortés/SUR.ES
Publicado: 19/03/2016: 8337

El Sr. Obispo presidió el sábado 19 la tradicional Misa del Alba de la Cofradía de Ntro. Padre Jesús Cautivo en la parroquia de San Pablo, donde tiene su sede canónica. En la homilía, Mons. Catalá afirmó, entre otras cosas que «Dios ha querido hacer una alianza de amor con la humanidad y, por tanto, con cada uno de nosotros. Y esa alianza de Dios con los hombres es una historia de misericordia, que inició hace miles de años y que culmina en Cristo Cautivo»

El prelado hizo referencia a la fiesta litúrgica de ese día, San José esposo de la Virgen, y afirmó que «La solemnidad de San José en el interior de la Cuaresma nos ofrece un modelo de respuesta generosa a la llamada de Dios; creyó confiadamente en la palabra divina y en silencio cumplió la voluntad de Dios».

En la homilía, pronunciada minutos antes del traslado de las imágenes hasta su casa hermandad, Mons. Catalá señaló que «Parece un sinsentido que una persona condenada a muerte, maniatada y escarnecida pueda ser el Salvador del mundo. Ya decía san Pablo: «Los judíos exigen signos, los griegos buscan sabiduría; pero nosotros predicamos a Cristo crucificado: escándalo para los judíos, necedad para los gentiles» (1 Co 1, 22-23).

Y añadió: «También en la actualidad hay gente que no acepta al Cautivo como el Salvador de su vida. Opinan que no necesitan ser salvados por nadie, porque consideran que el ser humano se basta a sí mismo y que es dueño y señor de su propia vida. Pero, ¡ay!, su misma vida, sobre todo cuando llega a su fin, les contradice todo lo que antes han defendido»

La homilía completa está disponible en este enlace

Antonio Moreno Ruiz

Periodista y portavoz de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno
Más noticias de: Obispo