DiócesisObituario

Ha fallecido el P. Manuel Gámez

Publicado: 18/10/2019: 4711

D. Manuel Gámez, nacido en Fuengirola en 1927 y ordenado sacerdote en 1950, ha fallecido a los 92 años. La Misa Exequial se ha celebrado el sábado 19 de octubre a las 13.00 horas, en la Catedral. La capilla ardiente ha estado instalada en la Ermita del Calvario, desde el viernes a las 12.00 hasta el sábado a las 12.00 horas.

Precisamente el día de su fallecimiento estaba previsto celebrar un concierto homenaje a su persona, organizado por la Coral Santa María de la Victoria, que él mismo fundó hace 50 años, con obras de su composición. Por petición de la familia, ha sido trasladado al 25 de octubre a las 20.00 horas en la Catedral. Este concierto, dirigido por José Eugenio Vicente e Iván Villa y con la participación del organista Adalberto Martínez Solaesa. La entrada es libre hasta completar aforo.

En la última entrevista realizada por diocesismalaga.es, afirmaba: «dicen que en el cielo no haremos nada más que cantar. Esperamos ir entrenados para cantar en condiciones y como Dios manda».

Manuel Gámez López (Fuengirola, 1927), sacerdote, músico y canónigo de la Santa Iglesia Catedral fue formador del Seminario, miembro de la Comisión Diocesana de Arte y de Liturgia, Sochantre primero de la Catedral hasta 1980, presidente de la Comisión Diocesana de Arte Sacro, Delegado Diocesano de Liturgia, Consiliario de la Acción Católica General, Capellán del colegio de los Maristas de Málaga, de las religiosas de la Sagrada familia de Burdeos en el colegio de El Monte, donde vivió muchos años y de las Nazarenas y director espiritual del Colegio de Cerrado de Calderón. Era canónigo de la Santa Iglesia Catedral desde 1980, director del Museo Diocesano de Arte Sacro y miembro de la Junta del Patrimonio Cultural y Artístico.

Fue uno de los precursores de la renovación que vivió la Semana Santa de Málaga en los años 70 y 80 del siglo pasado. En ese ambiente de cambio e intensa actividad cofrade se funda la Hermandad del Santo Calvario. Con pautas dadas por él mismo y el entusiasmo de un grupo de jóvenes, realiza una nueva propuesta en el concierto cofradiero malagueño. Esta propuesta está marcada por la seriedad, el silencio y el rigor penitencial, además de una cuidada estética y puesta en escena. Desde aquella primera procesión de 1979, en la que el padre Gámez vistió el hábito de nazareno de su hermandad como un penitente más, ha sido respaldo espiritual y alma mater de la hermandad. Ha sido partícipe de la vida de buena parte de las cofradías malagueñas en diferentes ámbitos: predicando en numerosos cultos, siendo pionero en el arte de vestir a imágenes dolorosas de la ciudad o impulsando la presencia en Málaga de artistas andaluces de las distintas disciplinas del arte sacro y cofrade.

MANUEL GáMEZ, UN SACERDOTE CON MúLTIPLES TALENTOS AL SERVICIO DE LA IGLESIA

Manuel Gámez López, nace en Fuengirola, en 1927. Cursa estudios eclesiásticos en el Seminario Diocesano de Málaga. En el centro destaca por sus aficiones musicales, obteniendo las máximas calificaciones tanto en música figurada como en Canto Gregoriano. Aún seminarista, inicia los estudios de armonía y Contrapunto con el que fuera Maestro de Capilla de la Santa Iglesia Catedral malagueña, Domingo López Salazar.

Antes de ser ordenado sacerdote por Herrera Oria, obispo de la diócesis (2 de julio de 1950), por expreso mandato episcopal fue nombrado Maestro de Capilla de la Schola Cantorum del Seminario, cargo que desempeñó desde 1950 a 1968. Durante todos estos años desarrolló una intensa labor musical entre los alumnos y miembros de la Schola Cantorum; entre ellos merece ser destacado Jesús López Cobos, hoy prestigioso director de orquesta de fama internacional.

Consagrado por completo a su tarea como director de la Schola Cantorum del Seminario, supo integrar en el amplio repertorio musical de esta institución notables composiciones –fundamentalmente religiosas- tanto de los más destacados polifonistas del Siglo de Oro como contemporáneos. Bajo su dirección, las intervenciones de la Schola Cantorum del Seminario en las grandes solemnidades litúrgicas celebradas en a Catedral malagueña concitaban el interés de numerosísimo público, ávido de escuchar las intervenciones de la Schola, única oportunidad posible en aquellos años, para escuchar las composiciones polifónicas religiosas y las melodías del canto gregoriano. Así mismo, la Schola Cantorum, limitada por la disciplina exigida por el Seminario, con motivo de diversas efemérides intervino en varios programas junto a la Orquesta Sinfónica de Málaga en el antiguo Conservatorio María Cristina de esta ciudad.

Durante estos años al frente de la Schola Cantorum, compone un extenso repertorio de motetes, salmos y responsorios para las diversas festividades religiosas e igualmente piezas profanas –se hizo famosa su “Malagueña” para 6 voces mixtas- interpretadas en la cita anual de los conciertos en honor a Santa Cecilia, patrona de la música.

Manuel Gámez participa en diversos cursos de música polifónica y canto gregoriano en el monasterio de Monserrat, en el monasterio de Silos y en la Universidad de Comillas, bajo la dirección del Padre José Ignacio Prieto, S. J. Ha asistido a manifestaciones y foros musicales en diversas capitales europeas donde amplía conocimientos y experiencias en el campo de la música.

En 1955 es nombrado miembro de la Comisión Diocesana de Arte Sacro. En 1960, tras brillante oposición, alcanza la plaza de Beneficiado Sochantre Primero de la S. I.Catedral. En 1966, ocupa el cargo de Presidente de la Comisión Diocesana de Arte Sacro.

A partir de 1980 es promovido a Canónigo con la misión de ejercer el cargo de Prefecto de música en la Catedral. En 1983 se le confía el nombramiento de miembro de la Junta de la Delegación de Patrimonio Cultural y Artístico y, desde 1985 hasta 1989, Director del Museo Diocesano de Arte Sacro.

En el año 1969, desaparecida la Schola Cantorum del Seminario, estimulado por algunos antiguos alumnos del Seminario y de la Schola Cantorum, funda la “Coral Santa María de la Victoria” de Málaga y, bajo su dirección, en 1977 la Coral obtiene, en el XXIII Certamen Nacional de Habaneras y Polifonía de Torrevieja (Alicante), el Primer Premio Nacional, Medalla de Oro y Premio especial “Francisco Vallejo”. Igualmente, bajo su dirección, la Coral alcanza el Primer Premio en el Concurso de Coros Andaluces convocado por la Cátedra “Manuel de Falla” de la Universidad de Granada, en el año 1978; el Segundo Premio de Polifonía en 1982 en Torrevieja ; en el año 1988, el “Premio Ciudad de Málaga” a la mejor Labor Musical del Año, y en 2005, el Primer Premio en el V Festival de Música Coral Marinera de Benalmádena (Málaga). Bajo su dirección la Coral Santa María de la Victoria ha actuado en todas las capitales andaluzas, en las principales ciudades españolas así como en el extranjero (Francia,Suiza, Austria y Bélgica, donde representó a Andalucía en Europalia 85).

En 1989 funda la “Escolanía Santa María de la Victoria”, entidad que desde su creación está presente en conciertos “a capella” y sinfónicos así como en las producciones de óperas del Teatro Municipal “Miguel de Cervantes”.

Fue académico de número de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo (15 de noviembre de 1978). Precisamente, en su discurso de toma de posesión de este cargo dio a conocer a un insigne y prolífico músico. Juan Francés de Iribarren, Maestro de Capilla de la Catedral de Málaga (s. XVIII) hasta entonces olvidado.

En diciembre de 1991, por unanimidad de todos los miembros de la Corporación Municipal fue nombrado “Hijo Predilecto” de Fuengirola, por cuyo motivo el Conservatorio de esa ciudad lleva su nombre.

El 14 de julio de 1995, el Ayuntamiento de Málaga premió su fecunda labor cultural en el campo de la música coral distinguiéndole con la medalla de la Ciudad de Málaga y nombrándolo “Hijo adoptivo”.

El 28 de enero de 2010 la Diputación de Málaga presenta el libro con la recopilación de sus obras titulado “Para Tí es mi música, Señor’. El 17 de diciembre de ese mismo año vuelve a recibir el “Premio Ciudad de Málaga” a la mejor labor musical del año por parte del Ayuntamiento de Málaga. El 18 de junio de 2019 es nombrado Socio de Honor del Museo Interactivo de la Música ex aequo con la Coral Santa María de la Victoria que fundara en 1969.

Manuel Gámez ha sido, a su vez, director de la “Coral Santa Cecilia” de Alhaurín de la Torre desde su fundación.

Era muy reconocido en su faceta de director coral, "es el auténtico padre de la música coral de Málaga", según el presidente del Club de Amigos del MIMMA, Miguel ángel Piédrola Orta. Primero como director de la Schola Cantorum del Seminario -de 1950 a 1968- y después como fundador y director de la Coral Santa María de la Victoria, el padre Gámez ha desarrollado una labor incansable de formación y difusión musical, que también le llevó a crear en 1989 la Escolanía Santa María de la Victoria y después la Coral Santa Cecilia. Asimismo, es autor de una valiosa y extensa obra músical, en su mayoría coral -a capella o con acompañamiento- de carácter religioso y profano.

Son muchos los reconocimientos que el padre Gámez ha recibido por su labor musical: Numerario de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo (1978), Hijo Predilecto de Fuengirola (1990), Medalla e Hijo adoptivo de Málaga (1992), Premio Ciudad de Málaga (2010), y Socio de Honor del MIMMA junto con la Coral Santa María de la Victoria que él mismo creó en 1969. La Coral Santa María de la Victoria, fundada en 1969 por el que ha sido hasta su muerte su director emérito, el padre Manuel Gámez López, tiene como labor principal la difusión de la música coral tanto en la capital como en la provincia. Ha colaborado con diversas orquestas, entre las que destacan: las orquestas de RTVE, el conjunto Mozarteum de Salzburgo, la Bética Filarmónica de Sevilla, la Hispanian Symphony Orchestra, la Sinfónica Provincial de Málaga y la Orquesta Filarmónica de Málaga. Desde 2016, la dirección la ostenta José Eugenio Vicente Téllez, catedrático del Conservatorio Superior de Música de Málaga.

Recientemente, su nombre fue impuesto a una glorieta situada en la zona de calle la Amargura a la altura en que se encuentra el acceso a Monte Calvario en el barrio de la Victoria. La vinculación del Padre Gámez con el enclave que a partir de ahora lleva su nombre se remonta a la época de su ingreso en el Seminario de Málaga, en la posguerra. Fue en 1939, cuando entró por primera vez en la Ermita del Monte Calvario. Este espacio, reconstruido gracias a su tesón, junto con la Hermandad de la que es director espiritual, se convirtieron en un proyecto vital y en el lugar desde el cual el Padre Gámez ha impulsado numerosos proyectos.

Ana María Medina

Ana María Medina es periodista, licenciada en Comunicación Audiovisual, doctora en Publicidad y Comunicación y especializada en temas de menores. Desarrolla su labor profesional como portavoz de la Diócesis de Málaga y miembro de la delegación de medios de comunicación de la Diócesis, además de en programas religiosos de la cadena COPE y TRECE.

_AnaMedina_
Artículos relacionados
Semblanza de Manuel Gámez López