NoticiaOpinión

Qué se hace con la colecta del Óbolo de San Pedro

Publicado: 21/06/2010: 1146

Muchos se preguntan dónde va destinado el dinero recaudado en la colecta de este fin de semana o qué hace el Papa con este importe recogido por todas las iglesias del mundo. En el siguiente artículo titulado "Al servicio de las Iglesias más pobres" publicado en la revista Diócesis lo conocemos.

ÁNGEL GARCÍA.  Esta colecta tiene sus raíces en la primitiva comunidad cristiana, en la que todos compartían sus bienes. Siguiendo esa tradición, la Iglesia de Cristo se presenta como una institución de vasos comunicantes, en donde los que más tienen comparten con los más pobres.   De este modo, el Papa envía el dinero de esta colecta principalmente a las Iglesias más pobres de África, América del Sur y Asia. Yo mismo puedo dar testimonio de esto y agradecer a la Iglesia por su gran ayuda.

Por los años noventa, me tocó abrir un Centro Misionero de los Trinitarios en la selva de Perú, (El Muyo) cerca de las comunidades indígenas aguarunas. Dos misioneros españoles teníamos la responsabilidad de la atención pastoral de dos grandes distritos formados por cien poblados, en una distancia de más de 200 kilómetros de punta a punta de la Misión. Los pies, la mula y la canoa eran nuestro único medio de transporte para llegar a los miles de campesinos y celebrar la Eucaristía.

Ellos eran muy pobres y apenas podían compensarnos con unos plátanos, piñas o naranjas. Y gracias a esta colecta del Óbolo de San Pedro, la Iglesia nos daba un pequeño apoyo económico a los misioneros para nuestra manutención. También vi con mis propios ojos cómo, gracias a esta colecta que se recibía de Roma, los más pobres de la Misión podían contar con capillas, centros de catequistas, escuelas, dispensarios médicos y otras obras sociales.

Ángel García es sacerdote religioso trinitario

Autor: diocesismalaga.es

Más noticias de: Opinión