NoticiaOpinión

Oscura Navidad en Nigeria

Publicado: 27/12/2011: 2254

En Nigeria, los islamistas pintaron de negro la Navidad. ¿Por qué? Es una pregunta sin respuesta. O, al menos, si existe alguna más o menos remota, es de lo menos expresiva, y espeluznante, que pueda esperarse: “ Boko Haram” “la civilización occidental es pecado”.

Para castigar ese pecado occidental, los radicales quitaron la vida de cincuenta personas y dejaron un número de heridos aún no precisado. Lo hicieron mediante cinco bombas colocadas en otras tantas iglesias, cuando los católicos nigerianos rogaban al Señor por la paz del mundo.  O sea, para los asesinos de Nigeria los cristianos somos representación de la cultura que, hace más de dos mil años, en sus inicios, recibió -¡Dios mio!- la visita del mismo Dios. Y los cristianos llevaron el mensaje al mundo entero, como el Señor Jesús había mandado.  En el ámbito del cristianismo floreció un concepto novísimo; la persona. Nominalmente, procedía de los griegos. Fundamentalmente, esencialmente, era la consecuencia del hecho insólito de la Navidad: el nacimiento de Dios como tal  persona. Y creció, floreció en occidente. Dio a luz una civilización única, basada en el mensaje del Señor Jesús. Pero, poco a poco, este occidente, en la cima de esa cultura nueva, comenzó a marchar hacía la autodivinización. Sin embargo, los cristianos seguimos creyendo que nada tenemos que no hayamos recibido. Y pedimos por la paz, como también mandó el mismo Señor Jesús. Lo hizo de tú a tú. Para siempre. Antes y después de que nos oscurecieran, en negro, nuestra oración. Hasta el final. Como dijo Él, al que sí, en verdad, representamos. 

Autor: José Luis Navas

Más noticias de: Opinión