BlogsÓptica de fe

Actitud religiosa

Publicado: 03/09/2012: 3316

Quien se sabe necesitado de salvación adopta una actitud religiosa ante el Misterio de Dios, Creador del Universo y Redentor del género humano.

La persona religiosa establece una relación con la Presencia Divina que es, a la vez, cercana y trascendente. Por ser cercana, actúa en el interior de los seres humanos, si es que éstos responden de manera positiva ante dicha Presencia. Por otro lado, al ser una realidad trascendente, invita a una actitud de total trascendimiento.

En ese trascendimiento, la persona recala en su más profunda intimidad, a nivel humano y consigue una realización plena que no puede lograr por sí misma sino por Aquel que la salva. De ahí que la actitud religiosa se transforma en salvífica a lsituar a Dios en el centro de la existencia humana.

Que Dios sea una Realidad trascendente no significa que esté lejos sino, muy al contrario, se encuentra tan cercano que nos rodea y nos guarda con su amor, pues sustenta todo cuanto existe.

La actitud religiosa no distingue entre creyentes y no creyentes en el sentido de que los primeros tienen conocimiento de Dios y lo aceptan y los no creyentes carecen de ese conocimiento o no aceptan su existencia, sino más bien, en el sentido de que los creyentes son los que han sabido reconocer a Dios, que es una Realidad que les precede y han tomado conciencia de Ella, mientras que el no creyente sería aquel que todavía no se ha encontrado con Dios. Lógicamente, Dios no deja de existir porque haya quien no le reconozca.

Pero con quien le reconoce, Dios establece una relación interpersonal que permite la entrega mutua y la unión entre ambos por el amor.

Quien se ha encontrado con Dios, lo ha hecho con el Bien, que le confiere un orden de ser y unos valores que le facilitan la consecución de su plena realización, es decir, de su felicidad.

Felicidad plena, como satisfacción de sus anhelos más profundos, y no como consecuencia de la obtención de los meros deseos humanos concretos.

San Juan de la Cruz lo expresa sencillamente con estas palabras: Niega tus deseos y hallarás lo que desea tu corazón. (Dichos de luz y amor, n. 15).

Autor: diocesismalaga.es


Esperanza Sanabria Chamizo

Esperanza Sanabria Chamizo es cristiana, esposa y madre, profesora e investigadora en el campo de la Psicología. Desarrolla su labor profesional en la Universidad de Málaga y en el ISCR San Pablo.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.