BlogsÓptica de fe

Vivir la muerte en positivo

"Para algunas personas, la enfermedad supone una crisis de crecimiento con final feliz"
Publicado: 18/09/2014: 1095

A menudo las personas enferman y mueren. Ante este hecho cotidiano, me pregunto ¿se puede vivir la muerte con una actitud positiva?

Creo sinceramente que sí  es posible vivir la muerte de forma positiva con el bálsamo de la esperanza cristiana. Es más, algunas experiencias recientes y cercanas, por parte de algunas personas cristianas que han pasado por la etapa terrena final de uno de sus miembros, me lo muestra gozosamente.

Para muchas personas las enfermedades son una experiencia negativa y todavía más si éstas desembocan en el fallecimiento de un ser querido. En cambio, para otros, la enfermedad, la decrepitud y su desenlace final en la muerte física, supone una crisis de crecimiento con final feliz.

Este diverso modo de interpretar las experiencias depende, en el fondo, de las creencias individuales que se gestaron con los elementos culturales que configuran la manera de pensar, de sentir, los valores, las prioridades vitales, etc. y que constituyen la visión particular de cada cual. Por eso me parece tan importante fomentar la esperanza y, en concreto, la esperanza en la vida eterna, que nos impulsa a amar a los vivos, pero también a los difuntos, cuya vida no se ha esfumado y desaparecido en la nada sino que ha sido transformada en un nuevo modo de vida junto a Dios.

San Agustín, en sus escritos, nos anima a creer en la vida eterna, a darnos cuenta de que la muerte no es el final sino que nos reencontraremos con los que se fueron antes que nosotros. Lo expresó con las siguientes palabras: "Cuando llegue el día que Dios ha fijado y tu alma venga a este cielo en que te ha precedido la mía, volverás a encontrar mi corazón, volverás a verme transfigurado, feliz".

El auténtico testimonio cristiano de fe en la resurrección de los muertos nos conduce a la paz y a la felicidad por la esperanza del encuentro definitivo junto al Padre Dios, su Hijo Jesucristo y el Amor que los une y  nos une, el Espíritu Santo.

 


Esperanza Sanabria Chamizo

Esperanza Sanabria Chamizo es cristiana, esposa y madre, profesora e investigadora en el campo de la Psicología. Desarrolla su labor profesional en la Universidad de Málaga y en el ISCR San Pablo.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.