BlogsÓptica de fe

La Primera Comunión de Lourdes

· Autor: M. Fernández Santos
Publicado: 24/05/2018: 442

Con la llegada de mayo se llevan a cabo en las Parroquias las celebraciones de las Primeras Comuniones, entre las que, afortunadamente, se encuentran las de aquellos que permanecerán en esta iniciación cristiana, como ocurre con Lourdes.

Hace unos días acompañé a una familia durante la Eucaristía en la que Lourdes participaría, por primera vez, de la comunión del Cuerpo de Cristo, en medio de las vicisitudes de la vida, que habían modificado los planes de su familia al respecto, porque los caminos de Dios no son nuestros caminos.

A pesar de los cambios suscitados, la pequeña pudo acercarse a comulgar con mucha ilusión y conciencia de la importancia de la celebración.

No era la situación de aquellas familias que sin tener una práctica religiosa habitual, llevan a sus hijos a catequesis para que hagan la Primera Comunión y después se alejan de la Eucaristía dominical, como si de un trámite finalizado se tratara.

La familia de Lourdes es de aquellas familias que mantienen encendida la llama de la fe, participan de la vida de oración, de los sacramentos, de la colaboración con su Cáritas parroquial, de la formación familiar en el Movimiento Familiar Cristiano y de todas aquellas iniciativas que consideran redundan en una educación cristiana para sus hijos.

No es de extrañar entonces que Lourdes comentara tras la celebración que deseaba, en breve, participar de su segunda Comunión y escribiera en su libro de firmas y recuerdos de la jornada que, para ella, lo más importante había sido recibir al Señor en compañía de todos los invitados pero especialmente, en compañía de su familia.

Durante el almuerzo, algunos invitados comentaban acerca de la celebración de los sacramentos, de si era más pertinente o no que el sacramento de la Confirmación se llevara a cabo con más o menos edad. A lo que se puede decir que hay que recordar que los sacramentos son siempre don de Dios y no dependen del esfuerzo humano ni de la edad del que lo celebra.

Por otro lado, dado las características de la sociedad actual en el terreno de las relaciones conyugales, había una persona que estaba en espera del resultado de un proceso de nulidad matrimonial, por lo que al no tener acceso al sacramento de la Eucaristía, lo valoraba grandemente y solía comulgar espiritualmente.

Este hecho me da que pensar como nos solemos acostumbrar a tanta gracia como recibimos en cada Comunión y que bueno es pasar esa hambre eucarística, así como que no resulta lo mismo participar de una celebración de niños que se acercan por primera vez a Jesús sacramentado en nuestra ciudad que en Alepo, en un entorno de guerra y de terrible sufrimiento para la población, donde también estos días celebran Primeras Comuniones.

¡Gracias, Lourdes! Por tu testimonio de fe en una sociedad mayoritariamente descreída y hedonista.

¡Gracias! También a tu familia, a tu catequista, a tu comunidad de fe, especialmente al párroco de San Fernando, y gracias a Dios por ponerte en el camino de mi vida para aprender de tu sencillez y autenticidad.


Esperanza Sanabria Chamizo

Esperanza Sanabria Chamizo es cristiana, esposa y madre, profesora e investigadora en el campo de la Psicología. Desarrolla su labor profesional en la Universidad de Málaga y en el ISCR San Pablo.

Comentar artículo

Título de un comentario. Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis, Noticias o Html/Varios

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Este bloque solo estará disponible en los artículos de tipo BLOG y no en los de Diócesis

Nº 2 |  Nombre de usuario (08/01/2014 15:02)

DENUNCIAR COMENTARIO

Comentario:

Nombre:

Email:

 

 

La dirección IP de su ordenador quedará registrada al realizar el comentario de cara a su identificación por si fuese necesario.

RECUERDE:
- Estas opiniones pertenecen a los lectores y no a la Diócesis de Málaga
- No está permitido hacer comentarios injuriosos o contrarios a la libertad de expresión.
- La Diócesis de Málaga se reserva el derecho de eliminar comentarios inadecuados.
- No dude en avisar de posibles comentarios inadecuados.
- Los comentarios podrán ser reproducidos textualmente en otras publicaciones de la Diócesis.