NoticiaMelilla

Melilla ha celebrado el día de su patrona y alcaldesa perpetua

Publicado: 05/09/2014: 11101

Málaga y Melilla están unidas también por su patrona, la Virgen de la Victoria. Es más, la historia de la ciudad autónoma no puede entenderse sin la de su Virgen, cuya sede está en la Parroquia de la Purísima Concepción.

Así lo explica María Piedad Castellano Trevilla, primera mujer que ha llegado a ser hermana mayor de la Real y Franciscana Congregación de Ntra. Sra. de la Virgen de la Victoria de Melilla. «Los melillenses siempre han tenido mucha devoción a la Virgen de la Victoria», afirma María Piedad, a quien familiares y amigos conocen como Maripi. La hermana mayor conoce al detalle la historia de la patrona de Melilla y relata cómo la imagen llegó por azar a la ciudad autónoma. «Según cuentan las crónicas, fue unos años después de la batalla de Lepanto. La Virgen de la Victoria vino en un barco procedente de Sanlúcar de Barrameda que iba a las colonias de América. Debido a un temporal, el barco tuvo que cambiar su rumbo y terminó en Melilla», asevera Maripi.

La Virgen de la Victoria es considerada patrona de Melilla desde el año 1631, a raíz de un intento de secuestro de la sagrada imagen, aunque no se reconoció oficialmente hasta un siglo más tarde. En 1756, el Alcaide y Justicia Mayor de la ciudad, Antonio Villalba y Angulo, elevó una súplica al rey Fernando VI, para que se ratificara el patronazgo. «Cuando se autorizó, el 3 de febrero de ese mismo año, el alcaide reunió a toda la población de Melilla y les leyó el juramento de fidelidad y de veneración a la Virgen de la Victoria. Y cada año, el 8 de septiembre, cuando celebramos el día de la patrona, el secretario/a de la Congregación, en un momento de la Eucaristía, lee ese mismo juramento. Así se ratifica anualmente esa devoción y ese fervor a la Virgen de la Victoria todos los años», afirma Maripi.

Ana Oñate

@anatecam