NoticiaD. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)

Alfonso Fernández-Casamayor: «Ha sido un don de Dios para la Iglesia de Málaga»

Publicado: 18/03/2015: 6788

El que fuera vicario general de D. Antonio Dorado del 2005 al 2008 y actual deán de la Santa Iglesia Catedral, Alfonso Fernández-Casamayor, expresa su sentir ante su muerte.

«Los quince años de D. Antonio he podido colaborar muy de cerca con él, primero como rector y luego como vicario, y creo que le conozco. Le doy muchas gracias a Dios, primero por el modo que él tuvo de llevar la Diócesis. Intentó potenciar por todos los medios tres cosas que a nivel nacional él llevó también: laicado, sacerdotes y catequesis. Viví muy de cerca lo que él intentó hacer por el Seminario y con el Seminario, pero también toda la tarea del consejo pastoral y realmente ha sido un don de Dios para la Iglesia de Málaga el poder contar esos quince años con él: su bondad, su espíritu religioso, su carácter abierto, su estar con la gente, el dar posibilidades de que todos colaboren, participen, el respetar los protagonismos de todos, en fin, creo que llevar una Diócesis como Málaga, que es muy grande, es complejo, y Don Antonio supo bandear las dificultades y llevar adelante la Diócesis. Yo le doy muchas gracias a Dios por haber tenido este obispo.»

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: D. Antonio Dorado, obispo de Málaga (1993-2008)