NoticiaJuventud

Keep Calm: solo Dios Basta

Publicado: 04/05/2015: 9930

El sábado 2 de mayo se celebró, por primera vez en Melilla, el Encuentro Diocesano de la Juventud. Casi 400 jóvenes, entre malagueños y melillenses, acudieron y disfrutaron de una jornada llena de actividades y oración. Nuestro obispo, Don Jesús Catalá, presenció el encuentro como un joven más.

“Quiero embarcarme en algo nuevo”, así daba comienzo el encuentro, cuando en la tarde del 1 de mayo todos los jóvenes ponían rumbo hacia Melilla. Cantando y bailando se fueron presentando los distintos grupos que forman la juventud diocesana de Málaga. Al atardecer, todos se reunieron para rezar las vísperas y dar gracias a Dios por el viaje que estaba dando comienzo.

La llegada al puerto de Melilla fue un gran espectáculo, los melillenses acogieron a todos los jóvenes al son de una banda de cornetas y tambores que los dejaron con la boca abierta. Terminado el día, los participantes descansaron para el gran día que les esperaba después.

En el colegio La Salle se empezó a celebrar el encuentro, todos los jóvenes aparecieron llevando unas camisetas azules en las que se podía leer: Keep Calm because solo Dios basta; recordando así el lema del encuentro inspirado en Santa Teresa de Jesús. Cantando y dando palmas dieron la bienvenida a todos y rezaron los laudes. El obispo de Málaga, Don Jesús Catalá, se mezcló como uno más entre los jóvenes llevando también la camiseta del encuentro. A continuación, el dibujante Patxi dio una catequesis sobre la figura de Santa Teresa de Jesús, lo que esta escribió, lo que quiso hacer llegar al mundo. Haciendo un recorrido por sus dibujos, explicó, de una forma muy clara, las distintas moradas de Santa Teresa.  Después de un rato de reflexión por grupos, los jóvenes se repartieron en una docena de talleres enfocados a diversos temas: evangelización en la redes sociales, encuentro vocacional, risoterapia, flashback con chocolate…

Acompañados de un precioso día soleado, por la tarde, los jóvenes hicieron turismo por la ciudad. En procesión, llevaron una cruz al castillo de Melilla y soltaron unos globos en los que colgaban los nombres de todos los jóvenes participantes. Al finalizar el gesto se celebró una eucaristía en plena calle, en la plaza del Sagrado Corazón. Estuvo presidida por nuestro obispo y concelebrada por diferentes sacerdotes. Por último, la jornada terminó con un festival lleno de actuaciones, música, risas y baile, además de algunos testimonios de jóvenes. Fue una noche en la que todos, desde los más jóvenes hasta los adultos, disfrutaron muchísimo.

La mañana del domingo y despedida del encuentro fue en la playa. En la orilla, Don Jesús Catalá hizo una oración dedicada a todas las vidas perdidas en el Mediterráneo e invitó a coger agua del mar y hacer la señal de la cruz en la frente al compañero que tuviesen al lado. Con esto, finalizó el encuentro y los jóvenes se despidieron de la ciudad de Melilla y de su gente para poner rumbo a Málaga.

Galería de fotos http://juventud.diocesismalaga.es/edj-2015-melilla-solo-dios-basta/

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Juventud