NoticiaEntrevistas

Amancio Prada: «He dejado de ser yo cuando canto para ser solo su voz»

Publicado: 11/05/2015: 11531

Amancio Prada llenó de música y poesía Ars Málaga-Palacio Episcopal el pasado 30 de mayo. Con motivo del V Centenario del nacimiento de santa Teresa de Jesús, el cantautor presentó en concierto su último disco, “La voz descalza”

Muchos escenarios y varios amigos buenos unen a Amancio Prada con Málaga. Algunos muertos muy vivos que alumbraron su vida, como Rafael Pérez Estrada, Gerald Brenan o Malena Nile del Río, es decir, Imperio Argentina. Ahora el cantautor vuelve para llenar de música y poesía el Ars Málaga-Palacio Episcopal, el próximo 30 de mayo, con un concierto “La voz descalza” en el que se mezclan los versos de San Juan de la Cruz y de Santa Teresa de Jesús, fruto de su último trabajo discográfico. Su gira se enmarca dentro de la conmemoración del V Centenario del nacimiento de la gran mística de Ávila. Ahora su voz aquí escrita, en esta entrevista, es palabra de Amancio.

¿Corren buenos tiempos para la espiritualidad?

Son tiempos recios, como los de la Santa. O sea, que no hay disculpas. Hay que cantar y contar con las inclemencias del tiempo. Estar a las duras y a las más duras.

¿Qué le enamora de Santa Teresa de Jesús?

Su voz enamorada, sus “entrañas y afición”.

¿Ha llegado al éxtasis interpretando a Santa Teresa?

Hombre, tanto como eso… He dejado de ser yo cuando canto para ser solo su voz.

¿Por qué hay que escuchar a los clásicos como San Juan de la Cruz hoy?

Para sentir lo que nos pasa y nos traspasa.

¿Cómo es su dios?

Un misterio. No lo puedo saber.

¿Qué siente cuando ve una cruz?

El amor extremo de aquellas palabras: ”Perdónalos, Señor, porque no saben lo que hacen”.

¿Ha topado alguna vez con la Iglesia? ¿Cómo es su relación con ella?

Todavía no. En general, buena, buena gente. Aunque de todo haya en la viña del Señor.

¿El diablo anda suelto?

Y dentro de cada uno.

¿Cuál es su imagen del paraíso?

Del monte en la ladera por mi mano plantado tengo un huerto…. La “Oda a la vida retirada” de Fray Luis de León.

¿Y aspira a la otra vida o con una ya es suficiente?

Aspiro a vivir ésta en armonía y honradamente.

¿Qué es el bien y qué es el mal?

Así en absoluto no sé bien qué decir. El mal es lo que hace daño, lo que degrada. Y el Bien es lo contrario. Así que: “haz bien y no mires a quién”

¿Reza cuando canta?

Creo en la música como una oración del alma del mundo.

¿Cuál es hoy su compromiso?

Hacer bien mi trabajo, que además es mi afición. Y hacerlo cada día mejor.

Usted ha parafraseado a Antonio Machado diciendo que la elocuencia está tanto en el que escucha como en el que habla, ¿porqué?

Bueno, a veces incluso más en el que escucha que en el que habla. Porque en la vida hay que saber escuchar… la verdad del otro. Tan importante es el sonido como su resonancia, es que forma parte de él. Se suele poner el acento en la sensibilidad del artista, pero ¿de qué serviría si no hay enfrente un interlocutor tan sensible como él, si no más?

¿Qué espera de la vida?

Vida

¿Qué espera del hombre?

Altura de miras

¿Qué espera de usted?

Aportar algo de alegría a la conversación del mundo.

¿Le parece un buen escenario el Palacio Episcopal para este concierto? ¿Qué espera del espectador que asista?

Me han hablado maravillas. Del público…, que asista. Procuraré merecer su atención.

¿Con que virtud de quedaría de San Juan de la Cruz y con cual de Santa Teresa de Jesús?

Acción y contemplación. Dos llamas de amor vivas.

Beatriz Simó

periodista

@beasimo