NoticiaFamilia

Javier Guerrero: «La familia es la auténtica escuela de amor y transmisora de la fe»

Javier Guerrero, delegado diocesano de Pastoral Familiar. AUTOR: S. FENOSA
Publicado: 22/02/2016: 3998

El mes de febrero comenzó con la “IV Semana de la familia” organizada por la Delegación de Pastoral Familiar. Su consiliario, Javier Guerrero valora la experiencia y anima a seguir cuidando a la familia.

¿Qué valoración hace de la Semana de la Familia?

Estamos muy satisfechos por varias razones. En primer lugar, porque ya es el tercer año consecutivo que se celebra y hemos observado el interés que despierta en muchas familias de nuestra diócesis el poder seguir formándose e informándose desde los distintos temas –retos de la familia hoy-  que se han propuesto. En segundo lugar, porque este año vimos muy claro, desde el Equipo de la Delegación, que teníamos que contar con personas que, día a día, están trabajando, muy comprometidamente, en nuestra diócesis en los campos de los que han hablado. Y, como colofón, hemos celebrado un encuentro-retiro de familias para poner delante del Señor, ya en vísperas de la Cuaresma, y en este Año de la Misericordia, todas nuestras preocupaciones y nuestros proyectos. Seguiremos trabajando para que esta Semana llegue también a otros lugares de nuestra diócesis y no se concentre únicamente en la ciudad.

Consiliario y delegados de Pastoral Familiar, un matrimonio y un sacerdote trabajando codo con codo. ¿Cómo está resultando la experiencia?

De una riqueza impresionante. A los delegados, Toñi e Ismael, los conocía únicamente de unos ejercicios espirituales que compartimos. Y he descubierto que, además de su trayectoria de servicio a nuestra diócesis en distintas tareas en las que han trabajado y su experiencia en la pastoral familiar, son un matrimonio totalmente ilusionado con el proyecto de nuestra Iglesia y agradecidos por la confianza que el Obispo ha depositado en ellos. Yo camino a su lado, acompañando en esta tarea, aconsejando y, sobre todo, aprendiendo mucho y disfrutando de compartir la fe y la misión. También es muy importante el Equipo de la Delegación –que estamos en contacto permanente- y que nos ha acogido y apoyado desde el  principio.

Estamos a la espera de que se publique la exhortación pastoral fruto del Sínodo de la Familia, ¿qué se espera de este documento?

Hablan de su publicación inmediata. A la espera de la exhortación, y visto el mensaje final del Sínodo sobre la Familia, descubriremos especialmente una apuesta de misericordia y acompañamiento a las familias, y una cercanía materna hacia aquellas familias rotas o desestructuradas.

Después de esta intensa Semana de la Familia, ¿cuáles son los proyectos en la diócesis?

Seguiremos trabajando en la línea de los que nos propone la segunda prioridad pastoral de nuestra diócesis: un cambio paulatino en la preparación, el desarrollo y los tiempos de los cursos de preparación al matrimonio y a la vida familiar, que venga apoyado, desde la misma infancia, en una educación cristiana en el amor y en una preparación remota, próxima e inmediata a la recepción del sacramento del matrimonio. Estamos creando una red de sacerdotes y matrimonios responsables de coordinar esta labor en los arciprestazgos. Vemos igualmente la necesidad de aportar material de formación para los cursos y de acompañamiento para los grupos de matrimonios de las parroquias. Y crear un proyecto de formación permanente para los matrimonios que acompañan a los novios.  Y todo esto, poniéndolo en manos de Dios cada día.

¿Hay que cuidar la familia?

Sin duda. Es el germen de cualquier sociedad humana. En ella comenzamos nuestra relación con el mundo y con los demás, y es la auténtica escuela de amor y transmisora de la fe y del rostro de un Dios que nos ama apasionadamente.

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la delegación de medios de comunicación de la Diócesis de Málaga. Está cursando estudios teológicos en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Juan Pablo II.

enllamasfortes