NoticiaArte

Jorge Rando, premio Ernst Barlach, en las parroquias de Málaga

Publicado: 14/03/2016: 1582

La prostitución, la inmigración y “la destrucción de la vida” son algunas de las situaciones que el primer artista español galardonado con el premio Ernst Barlach, Jorge Rando, nos muestra en varias iglesias de Málaga.

Las parroquias de Santa María Estrella de los Mares, San Juan de la Cruz, la Natividad y San Ramón Nonato son algunos de los lugares en los que podemos admirar algunas obras de Jorge Rando, el artista malagueño recientemente distinguido con el premio alemán Ernst Barlach, uno de los más prestigiosos a nivel internacional.


El Jardín de la conciencia, situado en la parroquia de San Ramón Nonato, se ha convertido en uno de los escenarios de Jorge. « Los ciclos de la Prostitución, Trata de esclavos, los Niños, Infortunios… En todas estas obras lo que hago es mostrar lo que está ocurriendo para que todos participemos, y no solo condenando, también combatiendo activamente todas las injusticias y horrores».

No obstante, este afamado artista malagueño no solo trata temas de carácter social, pues su amplia y sugerente obra incluye un enorme abanico de intereses e inquietudes artísticas, entre las que podemos encontrar referencias a las maravillas de la naturaleza. «Los bosques, los mares, las flores, los animales En fin, todo este paraíso que un día recibimos y que, parece ser, estamos decididos entre todos a convertir en un infierno».

Desde joven, Rando mostraba predilección por la que es hasta hoy su vocación y dedica gran parte de su obra a comunicar y reflejar « lo que Dios nos ha concedido». El arte para Jorge Rando va más allá de lo estético: « el arte de pintar es, para mí, el arte de amar ». Desde su faceta creadora, el artista se percibe con una perspectiva peculiar: “el pintor es un mero instrumento que ejecuta la obra poniendo en práctica ese don que Dios le ha concedido».

Para acercarnos  aún más a su obra podemos realizar un más que interesante recorrido por distintas parroquias de nuestra ciudad y contemplar, por ejemplo, la Última Cena y El Cristo descendido  en San Juan de la Cruz (el Palo), La parábola del sembrador en la parroquia de la Natividad (Barriada de La Paz), Los doce Apóstoles en la Parroquia Santa María Estrella de los Mares (Guadalmar) o el Museo al aire libre de los jardines Nazaríes de la Catedral de Málaga.

Por Ana Becerra

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga