NoticiaSocial

Cinco siglos contemplando Málaga desde Miraflores

Nuestra Señora de los Ángeles · Autor: J. VIRETTI
Publicado: 24/10/2016: 6697

CARTA ABIERTA. Ángel E. Salvo, patrono de Cultos y Patrimonio del Asilo de los Ángeles.

Difícil resulta escribir la historia devocional de Málaga a través de su rastro mariano. Muchas han sido las imágenes (escultóricas o pictóricas) que, desafortunadamente, se han perdido fruto de los avatares históricos que han sacudido nuestra ciudad.

Al norte, como queriendo ser lucero del alba, se alza la recoleta capilla del Asilo de los Ángeles. La preside, desde su camarín, una de estas excepciones: Nuestra Señora de los Ángeles. Prácticamente desconocida, pero ha sido testigo de desamortizaciones, invasión francesa, Guerra Civil e incluso recibe en su recinto a la que tradicionalmente se ha considerado tumba de los Santos Mártires de Málaga: San Ciriaco y Santa Paula.

Testigo de la fundación franciscana que presidía, la cual llegó a ser una de las más numerosas de la provincia eclesiástica, presidiendo lo que fue camino de peregrinación a sus plantas auspiciado todo ello por las más nobles familias de Málaga y destacados próceres de la Iglesia: condes de Miraflores, o la saga de los de Torres malagueños, uno de los cuales fue Arzobispo de Salerno y que cuajó de beneficios espirituales a la Virgen letífica de su devoción, Nuestra Señora de los Ángeles.

500 años de asistencialidad ininterrumpida a nuestra ciudad: Has visto pasar por tu casa a las Hijas de la Caridad y al Patronato-Hogar “Nuestra Señora de los Ángeles”, fiel continuador de la tradición católica del centro, preocupado por la asistencia espiritual de sus 50 residentes a los que, Madre, abrazas en tu seno. Cada domingo celebramos contigo, Reina de los Ángeles, Santa Misa en tu capilla.

Como nube celestial tu barrio, en cuyo nombre se resume tu historia y la de tu convento: Miraflores de los Ángeles. Miraflores por los condes que construyeron tu casa; Ángeles tu bendito nombre que bautiza a uno de los distritos más poblados de Málaga (y a una de sus parroquias) y a cuyos vecinos das protección perpetua en tu bendito patronazgo.

Madre de los Ángeles, eres historia viva de Málaga, de tu barrio, de tus ancianos y de cuantas almas has cuidado en tus 5 siglos de historia. Rezamos al Señor por tenerte hasta la eternidad en nuestra Diócesis y poder seguir contándonos cómo siempre has estado al lado de los más necesitados y siempre lo estarás.

Damos gracias a Dios por las gracias que nos concede. LAUS DEO.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga
Más noticias de: Social