NoticiaJuventud

Los jóvenes malagueños gritan "Él vive hoy"

Publicado: 12/05/2017: 1971

El próximo sábado 20 de mayo, a partir de las 9.30 horas, tendrá lugar en el Seminario el XXX Encuentro Diocesano de la Juventud. Bajo el lema “Él vive hoy”, se volverán a dar cita más de mil jóvenes.

Se espera un millar de jóvenes en el EDJ 2017

A lo largo de la jornada, los participantes disfrutarán de tiempo de oración, momentos para la música junto al grupo Santa María y Toño Casado con el musical “33” y espacios de formación a través de varios talleres preparados por las diferentes delegaciones diocesanas y el Delegado Nacional Salesiano para la Pastoral Juvenil, Koldo Gutiérrez.

Con motivo del XXX aniversario de este encuentro se han organizado dos actividades previas que se llevarán a cabo en el espacio ArsMálaga Palacio Episcopal a las 20.00 horas el martes 16 y el jueves 18. Primero tendrá lugar una mesa redonda bajo el título “Agradecer y aprender del pasado” en la que se repasará, de la mano de antiguos miembros de la Delegación de Juventud, la evolución de la Pastoral Juvenil en los últimos treinta años. En la segunda cita se reflexionará sobre “Los jóvenes, la fe y la vocación”, de la mano de Monseñor Carlos Escribano, obispo de Calahorra y La Calzada-Logroño y responsable de la Comisión de Juventud de la CEE.

Identificados

Cada vez que recordamos algún encuentro, de las primeras cosas que nos vienen a la mente son su cartel y su lema. Desde 1986 con “Engánchate por la paz” hasta 2017 y su “Él vive hoy”, muchas han sido las láminas anunciadoras que, colgadas a la entrada de nuestros templos, nos recuerdan que la juventud cristiana sigue viva y desea reconocerse. Miles de anécdotas, imposibles de plasmar en una fotografía ni redactar en un pequeño o gran texto, forman parte de la memoria colectiva de cada uno de los grupos que han participado y siguen participando en los EDJ.

En camino hacia la treintena

Si en 1986 a Don Ramón Buxarrais, entonces obispo de nuestra diócesis, le hubieran dicho que los Encuentros Diocesanos de la Juventud (EDJ) se convertirían a lo largo de más de treinta años en la actividad anual referente para los jóvenes malagueños, no se lo habría creído. Pero aquí están, en pleno 2017, y con todo listo para su cita habitual.

Si echamos la vista atrás, coincidiremos todos en que la década de los ochenta fue, sin duda, una de las más duras para quienes vivieron en ella su juventud. Los diferentes conflictos sociales y económicos que azotaron nuestro país hicieron que, parafraseando al papa Francisco, muchos sintieran la necesidad de “armar lío” en la calle anunciando a Cristo con “rostro joven”.

En este contexto nació nuestro EDJ, encaminado en este 2017 a cumplir los treinta años; tiempo en el que, alrededor de su organización, han surgido y siguen surgiendo infinidad de propuestas evangelizadoras; y lo que es más importante, sigue siendo un aliento para aquellos jóvenes cuyo contexto les hace inmensamente complicado poder ser testigos libres de Cristo.

Ya queda muy poco...

Celebrar el XXX Encuentro Diocesano de la Juventud (EDJ) es motivo de acción de gracias a Dios a la vez que una nueva llamada a impulsar y renovar la pastoral juvenil. Estamos ante un acontecimiento importante para nuestra Iglesia; sin duda podemos afirmar que la diócesis entera está de enhorabuena. No solo los jóvenes y quienes trabajan con ellos directamente, sino todos aquellos, pequeños y mayores, que no se conforman con mantener guardada su fe a buen recaudo, sino que se sienten llamados a proclamarla desde las azoteas a las nuevas generaciones.

Sabemos que no es fácil trabajar día a día con jóvenes, apostar decididamente por una pastoral de calidad; a veces nos cansamos y parece que nos faltan fuerzas. Momentos como el próximo EDJ son una oportunidad para agradecer y reconocer que esta tierna historia la conduce el Señor. Hoy más que nunca, ante las dificultades que viven aquellos jóvenes que se declaran cristianos en medio de una sociedad que les ahoga, debemos recordar su promesa: “Yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.

Parafraseando un famoso anuncio navideño, e introduciendo algún que otro cambio, podríamos decir que este año: “Volvemos a casa por el EDJ”. Fue nuestro Seminario Diocesano quien acogió el primer Encuentro Diocesano de la Juventud y el que abrirá sus puertas el próximo sábado 20 de mayo, a partir de las 9.30 horas, a todos los jóvenes que quieran participar en este 30 aniversario que, ya avisamos, dará mucho que hablar.

Muchos kilómetros recorridos... Música para nuestros oídos

A pesar de que la mayoría de encuentros los hemos celebrado en Málaga capital, lo cierto es que muchos otros puntos de la diócesis han sido sus sedes: Antequera, Ronda, Torre del mar, Fuengirola, Marbella, e incluso el año 2015 viajó hasta Melilla. Miles de chicos y chicas han participado a lo largo de los años en estas citas, y cientos han sido los kilometros recorridos para llegar a ellas. Centros educativos, plazas, iglesias… variados son los espacios que han albergado las diferentes actividades que los EDJ traen consigo.

A lo largo de todos estos años hemos aprovechado nuestra cita anual para orar en unidad y para formarnos en nuestro mandato misionero evangelizador a través de infinidad de talleres. Pero si recordamos algo por encima de todo, son los buenos ratos que pasamos cantando y bailando las canciones de los cantantes y los grupos que nos visitaron.

Brotes de Olivo, Unai Quirós, Migueli, Santa María, Ixcís, Luis Alfredo, Harijans… tantos nombres como letras que resuenan en lo más profundo de nuestra historia de fe.

Delegación de Juventud