NoticiaArs Málaga

El Románico deja paso al Gótico

"Virgen sedente con el Niño"
Publicado: 17/07/2017: 1167

La siguiente parada de nuestro recorrido por la “Esencia de la Belleza” vuelve a ser la Virgen con el Niño, pero en este caso realizada en la región de Tormes (Castilla), en la que podemos ver cómo sus rasgos se van haciendo cada vez más humanos.

Fechada en 1300, esta talla de la Virgen con el Niño, pone de manifiesto un nuevo paso en la evolución del arte que nos va descubriendo esta exposición. El Gótico se va abriendo paso y va relegando a un segundo plano el simbolismo propio del Románico.

Humanización

Como explica el director de ArsMálaga Palacio Episcopal, el sacerdote Miguel Ángel Gamero, «durante esta época, la evolución de las formas se va humanizando y del simbolismo esquemático se pasa a soluciones mucho más naturales, donde ya el Niño no aparece frontalmente con la Virgen, sino que lo acoge en el brazo de un modo más maternal. Este humanismo se refleja igualmente en el tratamiento de las telas».

Y es que, como recuerda Miguel Gamero, «estamos en la segunda mitad de la Edad Media, donde ya podemos ver cierta apertura. Estamos ante un mundo que no es tan oscuro como en la baja Edad Media y la escultura refleja, como todo el arte, lo que se está viviendo en cada momento. Se trata de una sociedad mucho más burguesa y lumínica, en la que aparecen las grandes catedrales que apuntan al cielo, hacia Dios. Y esto es lo que vemos reflejado también en la escultura. Por eso esta imagen de la Virgen nos puede recordar a tallas góticas propias de Andalucía, como la tan querida patrona de Málaga, la Virgen de la Victoria, perteneciente al Gótico tardío. Se trata de representaciones fundamentales a la hora de entender la iconografía mariana y su evolución. El concepto sigue siendo el mismo, María Theotokos, es decir, la madre de Dios, pero con un carácter mucho más humano y maternal que durante el Románico. Se trata de un paso más en el sentido catequético que siempre ha acompañado al arte, para ayudar a la burguesía incipiente a acercarse a la fe».

De esta misma época, pero en León, encontramos en la exposición una talla de madera policromada que representa a Cristo crucificado.

Ficha técnica

Virgen sedente con el Niño
· Región de Tormes
· Año: 1300
· Madera tallada y policromada
· Medidas: 119 x 52 x 36 cm

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente