NoticiaCatedral

San Juan Bautista

Publicado: 24/07/2017: 669

En un nuevo acercamiento al coro de la Catedral de Málaga, miramos a la representación de san Juan Bautista. Sus padres eran Zacarías, sacerdote, e Isabel, la prima de la Virgen. María, descendiente de Aarón. (Lc. 1, 3). Nos acercamos a la figura del que mandó a sus discípulos a preguntar al Señor “¿Eres tú el que ha de venir o debemos esperar a otro?”

El que fuera deán de la Catedral durante más de 20 años, el sacerdote Francisco García Mota, en su obra “El coro de la Catedral Basílica de Málaga” recurre al Evangelio según San Mateo para introducirnos en la vida del Bautista: «Juan predicaba en el desierto de Judea, junto al río Jordán, proclamando: “Convertíos. Porque ha llegado el Reino de los cielos...” Acudía mucha gente a él y eran bautizados» (Mt 3, 1-5). «Cuando pasaba Jesús, Juan se fijó en él y proclamó: “He ahí el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo”». (Jn 1, 29). Bautizó a Jesús (Mt 3, 16). Finalmente fue decapitado por mandato del rey Herodes a petición de Salomé, hija de Herodías, su concubina, pues era mujer de su hermano Filipo. «Juan le decía: No te es lícito tener por mujer a Herodías». (Mt 14, 3-12). 

Quién no recuerda la película “Rey de reyes” (1961) que reponen cada Semana Santa, con Carmen Sevilla en el reparto, y en la que el actor Frank Thring, que encarna a Herodes Antipas, refleja a la perfección en su rostro el miedo y la lucha interna que tiene antes de ordenar que le traigan la cabeza del Bautista en una bandeja de plata como le solicita Salomé, la hija de Herodías, a la que da vida la actriz Brigid Bazlen. 

Iconográficamente, san Juan Bautista se representa con un cordero, como explica Francisco García Mota «porque anunció al Cordero de Dios; además de con el pelo largo y vestido con piel de camello. En nuestro coro se representa como niño, por influencia de la pintura de Murillo» uno de los máximos exponentes de la pintura barroca española de la época. 

Por ultimo, nos remite a «su fiesta que está situada seis meses antes de Navidad, por influencia del texto de Lucas: “Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril” (1, 36) y tres meses después de la Encarnación». 

Frente a la imagen de Juan Bautista encontramos las de los patronos de Málaga, san Ciriaco y santa Paula, que no podían faltar en este recorrido. De ellas hablaremos la semana próxima. 

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente