NoticiaEntrevistas

Carmen Bernabé: «Que seamos más mujeres enriquece la Teología»

Carmen Bernabé, en la Casa Diocesana // S. FENOSA
Publicado: 19/09/2017: 776

Carmen Bernabé (Bilbao, 1957), profesora de la Facultad de Teología de la Universidad de Deusto, es la primera mujer que dirige la Asociación Bíblica Española (ABE), la más prestigiosa a nivel nacional de expertos en las Sagradas Escrituras y que acaba de celebrar unas jornadas en Málaga.

“¿Ni judío ni griego? El cristianismo como nueva forma de vida” fue el lema de las jornadas, ¿por qué este lema?

Se trataba de hacer una aproximación a los primeros creyentes en Jesús desde diferentes puntos de vista. La religión en el mundo antiguo iba muy unida al pueblo o a la “polis” a la que se pertenecía y, por tanto, si se era judío de nacimiento, se pertenecía al judaísmo, si se era griego, se practicaba la religión propia de su ciudad, etc. Sin embargo, el cristianismo amplía esa concepción, al pasar por encima de la etnia o la pertenencia a un pueblo, y por eso tiene una identidad diferente.

¿Cómo llegó a estudiar Teología?

La verdad es que siempre me interesó la Teología pero, mis padres me recomendaron que estudiara Trabajo Social y, trabajando en este campo, empecé a hacer Teología y me gustó. Vi que abría mucho horizontes. Así que la terminé y después hice la tesis sobre María Magdalena.

¿A qué se debe su interés por María Magdalena?

Me interesó porque, cuando empecé mi tesis, en torno a 1988, no se estudiaba tanto su figura. (Si nos fijamos en su nombre vemos que no estaba vinculada a un varón, porque no llevaba el apellido de su esposo o de su padre, como era habitual en la época. Magdala era su lugar de nacimiento). Los evangelios la recuerdan como discípula de Jesús, junto a otras mujeres; como una persona que fue testigo de la enseñanza y la vida de Jesús hasta sus últimos extremos. Las comunidades la recuerdan como alguien que tiene esa experiencia del resucitado y que la comunica a los demás, y por lo tanto, que está en ese origen del Kerygma Pascual. Deberíamos seguir desarrollando la importancia y las consecuencias de su figura, al igual que se ha hecho con los varones. El papa Francisco elevó a fiesta la memoria de María Magdalena, esto es importante porque la comunidad eclesial está reconociendo su importancia en estos primeros momentos y la está proponiendo como modelo. Se está superando esa identificación con la mujer pecadora que es lo que ha trascendido.

¿Es diferente la Teología hecha por mujeres?

Cuando las mujeres nos acercamos a leer los textos bíblicos lo hacemos desde una situación o con unos intereses concretos, como cualquier persona, y esas preguntas que se hacen al texto son muy importantes porque van a guiar una búsqueda y esto es lo que cambia y enriquece. ¿Desde dónde se lee? ¿Desde dónde se hacen las preguntas? Es lo importante y al haber más mujeres hay más riqueza.

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente