NoticiaEntrevistas

Rafael Nogués: «Hoy es posible otra forma de hacer economía»

Fachada de la Casa Trayamar
Publicado: 26/02/2018: 2159

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) celebra los días 3 y 4 de marzo, en la Casa de Espiritualidad de Trayamar (Algarrobo Costa) un cursillo de formación titulado “Fe y Cultura”. El ponente, Rafael Nogués (Torre los Negros –Teruel– 1956) es el secretario del Consejo Diocesano de Acción Católica de Zaragoza. Licenciado en Ciencias Empresariales, ha dedicado su vida a la enseñanza en la etapa de Formación Profesional.

No es un cursillo solo para gente de la HOAC. ¿A quién le puede interesar?

A toda persona que, desde una motivación de fe, se sienta interpelada por la realidad cultural actual.

¿Qué importancia tiene hacer presente la fe en la cultura de nuestro tiempo?

El Concilio Vaticano II declaró que la Iglesia se siente solidaria con “la entera familia humana”, particularmente con los pobres. Por eso quiere situarse “en” el mundo, acogiendo su realidad, para colaborar a su transformación. La cultura es como el aire social que respiramos que genera en las personas hábitos y comportamientos. Para que nuestra vida sea coherente con nuestra fe es preciso tener una conciencia clara de cómo nos influyen. Nuestra tarea es procurar un ambiente cultural que haga posible la acogida y la comunicación con el Dios de Jesús.

Influir en la cultura está en manos de quienes tienen el poder: las entidades financieras, la industria tecnológica y del ocio... ¿hay otras vías?

La cultura dominante existente en nuestra sociedad influye en las personas pero no determina ni la comprensión que podemos tener del mundo, ni la manera de orientar nuestra vida. Por ello, en la tercera parte del cursillo, desde la fe de la Iglesia nos planteamos otras claves desde las que construir las relaciones sociales y cómo podemos colaborar a transformar y abrir nuestra cultura a la plenitud de lo humano en Jesucristo.

¿Necesita nuestra sociedad el Evangelio? ¿Dónde podemos ver cómo este construye sociedades mejores?

Evangelizar la cultura es intentar que las formas de sentir, pensar y actuar que se consideran normales en nuestra sociedad, respondan al proyecto de humanización que es Jesucristo. Y para colaborar a construir una cultura humanizadora proponemos cuatro claves que parten del Evangelio: el amor, la fraternidad universal, la compasión, y la comunión. Hoy es posible y real otra forma de pensar, vivir y hacer economía desde la lógica del don y la comunión, al servicio de la personas. Y una buena muestra de ello viene recogida en el último Cuaderno HOAC: “La economía de las bienaventuranzas”.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno