NoticiaHistoria de la Iglesia

El Siglo XX

Publicado: 15/05/2018: 173

Es un siglo, en muchos aspectos, deficitario de una correcta perspectiva histórica. Para la historia de la Iglesia, el siglo comenzó con una serie de problemas políticos e ideológicos, heredados del siglo XIX.

En primer lugar, la llamada “Cuestión romana”, resuelta con los Pactos Lateranenses. En segundo lugar, todo un conjunto de ideologías decimonónicas, tales como el positivismo liberal, que en su conjunto dieron origen al “Modernismo”, condenado por Pío X. También en el terreno político aparece el Nacionalismo, originado en parte por el Romanticismo del XIX, dando paso al Totalitarismo, que pondrá en peligro la estabilidad y la paz en Europa.

Es el siglo XX, el siglo de las graves contiendas bélicas a escala mundial, con toda una secuela de millones de muertos, de desaparecidos y de expatriados. A partir de entonces, Europa pierde el papel de su hegemonía en el mundo, apareciendo dos continentes que se disputarán en futuro: América y Asia.

Esta grave crisis también afectó a la Iglesia. Pero supo resolverla a través de un gran concilio, el Vaticano II, que clarificó ideas y marcó un nuevo rumbo a la Iglesia. Es el siglo de los grandes pontífices que, libres de problemas temporales, a partir de los Pactos Lateranenses, han realizado en temas de doctrina y disciplina un magisterio verdaderamente encomiable; a su vez han contribuido con sus viajes a manifestar la catolicidad de la Iglesia. Ya la Iglesia no es solo europea, es también mundial.

Es también el siglo del Ecumenismo y de las Misiones. Es el siglo de una minoría de cristianos auténticos que como levadura pretenden fermentar toda la masa. También, hay que confesarlo, es el siglo de una desertización espiritual, de una desmoralización social, de una confusión intelectual. Crisis que, con fe y esperanza y con la ayuda del laicado católico, puede aliviarse en tiempos futuros.

Santiago Correa

Sacerdote Diocesano