NoticiaEntrevistas

Paloma Aranda: «El respaldo de la Diócesis es garantía de continuidad»

Paloma Aranda, directora del Colegio de la Presentación. Al fondo, la Virgen Niña // S. FENOSA
Publicado: 25/06/2018: 2234

Las Hermanas de la Presentación de la Virgen María de Granada llegaron a Málaga en 1931. Su mayor obra, el colegio de La Presentación, en Pedregalejo, se inauguró en 1944 y es uno de los más valorados de la capital. A partir del 1 de septiembre, será asumido por la Fundación Victoria. Una buena noticia para los padres que quieren que sus hijos sigan recibiendo la mejor formación conforme al Evangelio. Su directora seglar, Paloma Aranda, nos presenta el centro

Hace unos días, el presidente de la Fundación Diocesana de Enseñanza Santa María de la Victoria, José A. Sánchez, y la superiora de las Hermanas de la Presentación, Inés Figueroa, firmaron el acuerdo de cambio de titularidad del centro. ¿Qué va a suponer para el colegio?

Nuestro proyecto educativo es muy similar al de la Fundación; caminan los dos en la misma línea. Los dos transmitimos los valores cristianos a nuestros alumnos y queremos continuar en ello. Es una buena noticia sobre todo por la seguridad que nos da. Desgraciadamente, las congregaciones religiosas, se ven cada vez más envejecidas y la falta de religiosas jóvenes hace que el proyecto vea comprometido su futuro. El respaldo de la Diócesis de Málaga nos da muchísima seguridad. Es garantía de nuestra continuidad, de que nuestra labor va a seguir por el buen camino.

Las religiosas ¿seguirán siendo un pilar del centro?

La comunidad de Hermanas de la Presentación de Málaga, que tiene la residencia en el propio colegio, está compuesta por seis hermanas, dos de ellas están en activo dando clases en Secundaria y Bachillerato. Van a continuar aquí y van a guiar, como lo han hecho hasta ahora, la pastoral del centro. Seguiremos celebrando las fiestas propias de nuestro colegio, como la de nuestra Niña María en noviembre, etc.

En Málaga desde 1931, ¿cómo fueron esos inicios?

La congregación se funda en Granada. Empieza a extenderse por Guadix, Linares, Madrid y, en 1931, siendo obispo san Manuel González, viene a Málaga. La filosofía de los fundadores, Maximiano Fernández del Rincón y Teresa Martínez Galindo, era que la educación llegara a todas las niñas y sobre todo a las que tenían menos posibilidades de acceder a ella. En 1934, se abrió el primer colegio de la Presentación en calle Nosquera (en el actual edificio conocido como la Casa Invisible), pero durante la Guerra Civil tuvieron que convertirlo en un taller de modistería para señoritas. Cuando de nuevo se abrió el colegio vinieron muchos alumnos, y en poco tiempo se quedó pequeño y buscaron otra zona. En 1944 se funda en el barrio de Pedregalejo, en calle Octavio Picón, el actual centro que daba oportunidad de formarse a las niñas de esta zona que por aquel entonces no tenía las condiciones socioeconómicas que tiene hoy. Luego llegaron diversas ampliaciones, nuevos edificios, adaptación a las leyes educativas, hasta el día de hoy en el que contamos con casi 800 alumnos en las etapas de Infantil desde 3 años, Primaria, Secundaria y Bachillerato.

El lema de la Fundación Victoria es “Educando en familia”. ¿Qué importancia dais a la familia?

Ese concepto de familia siempre lo hemos tenido. Siempre hemos sido “la familia de la Presentación”. Ese sentimiento lo tiene toda la comunidad educativa, el padre o la madre que trae a su hijo de tres años, los alumnos y alumnas, profesores, religiosas y demás personal del centro. Y en este trabajo es importante destacar la labor del profesorado, muy implicado, en continua formación e innovación para llevar a las aulas los mejores recursos educativos. Seguiremos “educando en familia”.

Antonio Moreno Ruiz

Antonio Moreno Ruiz. Periodista de la diócesis de Málaga

Antonio1Moreno