NoticiaEntrevistas

Esperanza López: «El Papa tiene razón, la violencia sobre las mujeres es una vergüenza»

Esperanza López Hidalgo/E. LLAMAS
Publicado: 24/11/2018: 1220

Esperanza López Hidalgo (Albondón, Granada, 1961) es forense. Con motivo de la celebración, este domingo 25 de noviembre, del día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, reflexiona sobre este drama social

«Todas las personas deberíamos luchar contra eso, hacemos muchas cosas pero no son suficientes» Teléfono atención víctimas de malos tratos: 016

Desde  hace  tres  años,  es  miembro  de  la  Unidad  de  Valoración  Integral  de  la  Violencia  de  Género  (UVIVG)  ¿En  qué  consiste  su  trabajo?

Nuestro  equipo  se  encarga  de  reconocer  a  las  mujeres,  hombres  e  hijos  que  hayan  podido  ser  víctimas  de  violencia  doméstica.  Primordialmente  se  trata  de  mujeres  que  han  sufrido  algún  tipo  de  agresión  física,  psicológica,  sexual  o  económica,  por  parte  -como  recoge  la  ley-  de  un  hombre  que,  es  o  ha  sido  su  pareja  sentimental,  independientemente  de  que  haya  habido  o  no  convivencia.

Son  12  los  componentes  del  equipo  que  se  formó  en  2005,  entre  los  que  hay  cuatro  médicos  forenses,  cuatro  psicólogos  y  otros  cuatro  trabajadores  sociales. ¿Qué  papel  tiene  cada  uno?

La  psicóloga  y  la  trabajadora  social  evalúan  los  factores  psicológicos  y  sociales,  mientras  que  los  médicos  forenses  evaluamos  las  lesiones,  las  enfermedades  mentales  y  las  toxicomanías.  Además,  hacemos  una  valoración  de  este  tipo  a  los  menores  que  hayan  sufrido  este  tipo  de  violencia  de  forma  directa  o  indirecta,  porque  en  2015  se  modificó  la  ley  y  todos  los  menores  y  las  personas  dependientes  son  considerados  como  víctimas  directas.

El  Papa  Francisco,  en  la  Exhortación  apostólica  Amoris  laetitia,  afirma  con  rotundidad  que  «aunque  hubo  notables  mejoras  en  el  reconocimiento  de  los  derechos  de  la  mujer  y  en  su  participación  en  el  espacio  público,  todavía  hay  mucho  que  avanzar  en  algunos  países».  Es  más,  destaca  «la  vergonzosa  violencia  que  a  veces  se  ejerce  sobre  las  mujeres,  el  maltrato  familiar  y  distintas  formas  de  esclavitud  que  no  constituyen  una  muestra  de  fuerza  masculina  sino  una  cobarde  degradación».

El  Papa  tiene  toda  la  razón,  es  una  vergüenza.  En  los  países  más  desarrollados  se  toman  más  medidas  contra  esta  lacra,  pero  si  nos  vamos  a  otros  países,  la  mujeres  sufren  constantemente  violencia;  no  solo  por  parte  de  sus  parejas,  sino  violencia  sexual,  trata,  esclavitud...  La  mayoría  las  mujeres  de  estos  países  van  a  sufrir  algún  tipo  de  violencia  a  lo  largo  de  su  vida.  Todos  los  países  y  todas  las  personas  deberíamos  luchar  contra  eso,  hacemos  muchas  cosas  pero  no  son  suficientes.

¿Qué  podemos  hacer  para  cambiar  las  cosas?

Seguir  trabajando  en  ideas  y  proyectos  para  ayudar  a  las  mujeres  y  a  sus  hijos,  favorecer  la  unidad  entre  las  personas,  el  respeto  a  los  valores,  fomentar  la  educación  de  los  niños  desde  pequeños  en  el  respeto  a  la  dignidad  humana,  el  respeto  a  los  valores  de  la  familia  y  sobre  todo,  el  respeto  humano.  La  educación,  la  información  y  la  formación  son  fundamentales  para  que  todo  funcione  mejor,  la  justicia  sea  más  efectiva  y  así,  aprovechemos  mejor  los  recursos  para  obtener  los  resultados  que  todos  esperamos

Beatriz Lafuente

Licenciada en Periodismo e Historia. Casada desde 2011, es madre de un hijo.

beatrizlfuente