DiócesisComentario al Evangelio

Comentario al evangelio del domingo V del Tiempo Ordinario (10 de febrero de 2019)

Fano: «Jesús me ama, me llama y me atrapa»
Publicado: 04/02/2019: 508

El sacerdote diocesano y profesor de los Centros Teológicos Emilio López Navas nos ayuda a profundizar en el evangelio de este domingo, V del Tiempo Ordinario, 10 de febrero de 2019.

En tu palabra y sin temer

Muchas veces sentimos en nuestra vida lo que Pedro y los demás pescadores del lago de Galilea: hemos estado bregando, luchando y trabajando, pero no hemos conseguido nada. La escena del Evangelio de este domingo nos ayuda a comprender cómo hay que plantear la tarea apostólica, la labor de la Iglesia: en tu palabra, echaremos las redes. Por muy cansados que estemos, por muy derrotados que nos quieran ver, la Iglesia, esa pequeña barca de Pedro, se llena y se llenará mientras que lo hagamos como Él quiere. La segunda intervención de Simón Pedro también representa una actitud que necesitamos en nuestras comunidades (de ahora y de siempre): reconocernos pequeños, indignos. En el evangelio se utiliza la expresión “tener miedo” cuando alguno de los personajes se encuentra con Jesús y atisba en Él un ápice de la divinidad (en este caso, al contemplar el milagro de la pesca milagrosa). En el fondo, Pedro y sus compañeros están asimilando que el de Nazaret es algo más de lo que parece. Si es Dios, y lo estaban viendo, ¿cómo iban a seguir viviendo? Esa es la enseñanza del Antiguo Testamento: contemplar a Dios es darse cuenta de que Él es eterno y, por ende, nosotros somos efímeros, caducos… perecederos. Ver a Dios es el deseo más profundo del ser humano y, al mismo tiempo, produce temor. Por eso Dios siempre empieza su discurso con una palabra de aliento, que Jesús retoma: no temáis. Así que, sin temor, lancemos las redes en su palabra… no hay receta más fácil y apasionante.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga