NoticiaSeminario

«Lo único que tenía sentido para mí era dejarlo todo y seguirle»

Publicado: 12/03/2019: 979

"El Seminario, misión de todos” es el lema con el que los 13 seminaristas de la Iglesia de Málaga han recorrido esta semana todos los rincones de la diócesis explicando en qué consiste ser cura y por qué están en el Seminario. Y es que, el domingo 17 de marzo, el más cercano a la fiesta de san José, se celebraba el Día del Seminario.

Daniel, Álvaro, Aarón, Santiago, Rafael, Eduardo, Fernando, Fortunato, Manuel Jesús, Marvin Noel, David Roger, Ernesto y Enrique son los 13 seminaristas que se encuentran en la actualidad formándose en el Seminario Diocesano de Málaga. Desde 2011, han sido 24 los jóvenes que se han formado en el Seminario, recibido la ordenación de manos del Obispo de Málaga, y enviados a los pueblos, parroquias y servicios de la diócesis para ser “evangelios vivos con pies de cura”, como soñaba san Manuel González. 

Días para recordar el testimonio de tantos sacerdotes que ha entregado su vida por el Evangelio. En palabras del rector del Seminario, Antonio Eloy Madueño, «todos los sacerdotes tenemos experiencia de haber conocido sacerdotes que han servido de referencia e instrumento en las manos de Dios para hacernos visible nuestro propio destino. La alegría, el tesón, la oración, la esperanza y la fidelidad a Cristo de los propios sacerdotes son un estímulo para niños y jóvenes para emprender el camino de la entrega a Jesucristo y a la Iglesia».

Y, ¿por qué la Campaña Vocacional en marzo? Fernando Luque, vicerrector del Seminario explica que «con motivo de la fiesta de San José, el Seminario Diocesano de Málaga celebra a su patrón. Es en este marco donde se comprende la Campaña, que tiene por lema este año “el Seminario, misión de todos”, con el objetivo de dar a conocer nuestra vocación y vida, estimular la inquietud vocacional entre los jóvenes y colaborar económicamente con las necesidades de nuestro Seminario. Se trata de unos días festivos en los que los seminaristas son enviados a los distintos puntos de nuestra diócesis para dar allí a conocer el Seminario y su propia experiencia, y también en los que el Seminario abre sus puertas para que otros vengan y lo conozcan. Ese es el objetivo de la campaña vocacional: dar a conocer, suscitar la pregunta vocacional y celebrar con alegría la llamada que hemos recibido del Señor».

Los últimos en llegar

David Roca, Noel Lara y Fortunato Nlutumu son los tres seminaristas que comenzaron su andadura en el Seminario en este curso.

David (Málaga, 1985) pertenece a la parroquia de Fátima y cursó la licenciatura en Filosofía y Teología y un Máster en Educación antes de entrar en el Seminario. Así cuenta su historia vocacional: «a los 10 años escuché la llamada del Señor por boca de un misionero que vino a darnos una charla al cole. En Bachillerato, planteándome qué hacer con mi vida sentí que lo único que tenía sentido para mí era dejarlo todo y seguirle. El camino no ha sido fácil y muchas veces he tenido la tentación de abandonar. Pero a la vez ha estado lleno de alegría y mi respuesta siempre ha sido: "¿Adónde voy a ir, Señor? Solo tú tienes palabras de vida eterna”».

Noel (1990, Honduras) es licenciado en Ciencias Eclesiásticas  y comenzó los estudios en Ingeniería antes de llegar al Seminario Diocesano de Málaga. Reconoce que su vocación al sacerdocio comenzó «gracias al testimonio de un fraile franciscano. Su vida y su entrega en favor de los demás me motivó a dejar la ingeniería civil y a repensar mi vida. El deseo de ser sacerdote poco a poco se fue concretando hasta el día en que me llamaron para decirme que me habían aceptado en el Seminario. Me dio mucha alegría saber que me habían aceptado. Yo quiero ser sacerdote y llevar a Jesús a aquellas personas que aún no le conocen. Quiero ser sacerdote y entregar mi vida al servicio de los demás. No encuentro una manera de ser feliz que no sea la de servir».

Por su parte, Fortunato (1970, Guinea Ecuatorial) es diplomado en Ciencias Religiosas. Cuando piensa sobre cómo se planteó ser cura, llega a la conclusión de que «es la llamada del Señor, la que hizo posible todo. Simplemente, confié».

Los curas de 2019

Ernesto Ruiz, Enrique Mateo y Manuel Jesús Otero recibirán la ordenación sacerdotal, de manos del Sr. Obispo, el próximo 29 de junio, fiesta de san Pedro y san Pablo.

A pocos meses de comenzar una etapa de su vida, Ernesto (México DF, 1965) afirma sentirse «con la ilusión de quien sabe que está por recibir un regalo enorme y se siente muy querido por Dios».

Enrique (Sevilla, 1994), por su parte, añade que se prepara «con la ilusión de sentirme enviado a esa misión y acompañado por el Maestro. Enviado a darlo todo para que la gente que se me encomiende encuentre la alegría del Evangelio. Y acompañado porque es Él mismo el que lleva a cabo la tarea. Somos como barro en sus manos esperando convertirnos en vasos que sacien la sed del mundo».

Manuel (Alhaurín el Grande, 1994) ve con ilusión el 29 de junio, «siendo cada día más y mejor amigo y compañero de Jesús para ser el cura que quiere que sea para todos. Hay muchos que no tienen sentido ni felicidad en sus vidas porque no conocen a Jesús en persona y quiero presentárselo».

“El vídeo del Seminario”

El pasado mes de diciembre, en fechas cercanas a la fiesta de la Inmaculada, el Seminario Diocesano de Málaga se embarcó en un nuevo proyecto: “El vídeo del Seminario”. «Esta iniciativa que el Seminario pone en marcha tiene el objetivo de dar a conocer la vocación sacerdotal», explica el vicerrector, Fernando Luque, y añade que «la idea surge del vídeo del papa Francisco, que tanto conocemos y tanto bien hace. Cada mes, quisiéramos hablar de una dimensión de la vocación sacerdotal y dar a conocer un poco más el Seminario y lo que mueve a los sacerdotes a dar la vida».

Con un lenguaje actual, el Seminario Diocesano, en colaboración con la Delegación de Medios de Comunicación, lanza en los primeros días de cada mes su propuesta a través de las redes sociales.
En el primero de los vídeos participaron los 13 seminaristas. Cada uno de ellos explicó qué es el Seminario y por qué se planteó él la vocación sacerdotal.

El 4 de enero, fiesta de san Manuel González, quien soñó y construyó el actual Seminario Diocesano, salió a la luz el segundo de los vídeos. El seminarista Daniel Gutiérrez, de segundo curso, explicó la importancia de la oración en su vocación sacerdotal.

En febrero, el equipo creativo se trasladó a la parroquia de San Sebastián, en Alhaurín de la Torre, desde donde el diácono Quique Mateo explicó qué hace un sacerdote y cómo se prepara él para serlo dentro de unos meses.

Y el 1 de marzo, dio comienzo la Campaña Vocacional del Seminario con un vídeo en el que el seminarista Álvaro López, de segundo curso, explicó cómo se encontró con Dios a los 15 años, recibió la Comunión a los 18 y tras estudiar Pedagogía en la Universidad de Málaga, ahora está en el Seminario planteándose ser cura.

Pueden seguir “El Vídeo del Seminario” en sus redes: 
Facebook: Manuel González García/ Seminario Diocesano de Málaga
 Instagram: @seminario_malaga 
Web: www.seminariomalaga.es

Venid y lo Veréis

Otra de las actividades con las que arrancó la Campaña Vocacional de este año fue la experiencia “Venid y lo Veréis”. Daniel Gutiérrez, seminarista responsable de medios del Seminario explica que en estos días «los jóvenes de nuestra diócesis malagueña tuvieron la oportunidad de conocer nuestra casa y de valorar el don de la vocación sacerdotal. "Venid y lo Veréis" comenzaba con un momento de oración dónde los más pequeños acogieron la presencia de Jesús en la Eucaristía. Debemos de resaltar que se creó un impresionante clima de oración. Posteriormente comenzaron los talleres llevados a cabo por los seminaristas y por las Hermanas Nazarenas, también hubo un taller especial para padres y madres, dirigido por Fernando Luque (vicerrector). Al término de la mañana se realizó una gran gymkana, que tuvo bastante éxito. Y para finalizar el encuentro nos despedimos a los pies del "Buen Pastor", pidiéndole que conceda a su Iglesia sacerdotes santos».

 

Encarni Llamas Fortes

Encarni Llamas Fortes es esposa y madre de tres hijos. Periodista que desarrolla su labor profesional en la delegación de medios de comunicación de la Diócesis de Málaga. Está cursando estudios teológicos en el Instituto Superior de Ciencias Religiosas y realizando el Máster de Pastoral Familiar del Pontificio Instituto Juan Pablo II.

enllamasfortes