NoticiaColaboración

Carta al cura de Benajarafe

Publicado: 09/07/2019: 1393

El sacerdote diocesano José Sánchez Luque dedica una carta abierta a su hermano en el presbiterado Jesús, párroco en Benajarafe, amenazado por el color de su piel.

Estimado Jesús:

Comparto tu dolor y tu esperanza. Me alegra que vayas recuperándote de los malos ratos que has sufrido desde que llegaste a esa hermosa barriada de la costa malaginense. Tú sufrimiento ha sido más llevadero porque el pueblo ha estado siempre contigo desde el primer momento. Con tu sencillez, tu alegría, tu ternura, te has ganado al personal. Todos hablan bien de ti. Todos te han defendido y te han apoyado. Lo harán siempre porque eres una bellísima persona y un cura ejemplar que está renovando la feligresía con tu esfuerzo y dedicación, pero sobre todo con la ayuda del Padre Dios.

No tires la toalla. No tengas miedo. Piensa que san Juan Bosco fue apedreado por los mozalbetes cuando llegó a aquella barriada de Turín. Y esos mismos jóvenes, ya viejos, lloraban a lágrima viva el día en que enterraban a don Bosco. Aquí en Andalucía existe un dicho popular muy sabio: No me gustan las cosas con buenos principios. Todo se superará. Las aguas llegarán de nuevo a su cauce. Cuenta con la ayuda y la solidaridad de tantos como te queremos y admiramos. Mi agradecimiento a Agustín Peláez, periodista de SUR, por sus reportajes. Gracias al pueblo de Benajarafe y a sus autoridades. Y espero que ese grupo de jóvenes tan agresivos depongan para siempre sus actitudes inhumanas y violentas.

José Sánchez Luque

José Sánchez Luque

Sacerdote diocesano