NoticiaReligiosos

El General de los jesuitas visita Málaga

Publicado: 25/11/2019: 4652

El P. Arturo Sosa SJ ha recorrido Sevilla, Córdoba, Úbeda, Granada y Málaga, y en su visita a la diócesis ha podido rezar ante la tumba del P. Tiburcio Arnaiz SJ, encontrarse con el Obispo, D. Jesús Catalá y celebrar la Eucaristía con los hermanos mayores residentes en la enfermería que la Compañía de Jesús tiene en El Palo, junto al colegio de San Estanislao de Kostka.

Después de visitar Granada, el sábado 23 de noviembre P. General se trasladó en coche a Málaga. Su primera visita fue a la residencia de la Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús y, junto con los miembros de la comunidad se acercó al sepulcro del P. Arnaiz, llamado el “apóstol” de Málaga. Allí, dirigidos por Saúl López, el último jesuita en llegar a residir en esta casa, oraron rememorando las virtudes del beato.

Ante la tumba del Beato Arnaiz, Arturo Sosa le pidió «que nos enseñe a tener el corazón centrado en lo que importa: en los demás, más allá de uno mismo.» Añadió que: «nuestro Beato tuvo ‘siempre prisa por servir’, porque no podía distraerse de los pobres, siempre urgidos por sus hondas necesidades». Algo que, recordó el P. Sosa, «lo dice también el papa Francisco: ‘los pobres no pueden esperar’». «No hay tiempo que perder«, decía, porque había que llegar en misiones urbanas a los suburbios y los corralones, y a las casas de patio común. Y había que llegar también al mundo rural. Y, concluyó el P. General «cómo este espíritu de urgencia continúa latiendo en las Misioneras de las Doctrinas Rurales, que él fundara».

El P. Tiburcio Arnaiz fue beatificado en 2018. Su apostolado principal fueron las misiones populares, en el barrio de El Perchel y muchos pueblos y cortijadas de la provincia de Málaga donde impulsó -ayudado por las Misioneras de las Doctrinas Rurales- tareas evangelizadoras y educadoras. Murió el 18 de julio de 1926 con fama de santidad y fue enterrado en la Iglesia del Sagrado Corazón. Su entierro fue una inmensa manifestación popular.

Junto a sus hermanos mayores

Tras dejar la iglesia, la comitiva, gracias al sol con que Málaga les recibió, pudo dar un breve paseo por el centro de la ciudad. Y se encaminaron al hogar sacerdotal donde el P. General mantuvo un breve y cordial encuentro con el obispo de la diócesis, Jesús Catalá.

La última parada de este viaje por Andalucía condujo a Arturo Sosa a la residencia de mayores de El Palo (Colegio San Estanislao de Kostka). Compartió con la veintena de jesuitas residentes un encuentro donde les invitó a orar por la Compañía y especialmente por la canonización del Padre Arrupe, de la que explicó el momento del proceso en el que se encuentra.

Asimismo, respondió a varias preguntas sobre el estado de convulsión social actual de América Latina, su reciente viaje a Paraguay y valoró su periplo por Andalucía, del que dijo llevarse, en expresión venezolana, una “impresión muy sabrosa”. Finalmente celebró con ellos la Eucaristía y compartió la comida antes de regresar por la tarde a Roma, dando por finalizado este viaje de cuatro días, con paradas en Sevilla, Córdoba, Úbeda, Granada y Málaga para conocer la amplia y honda labor de la Compañía en el sur de la provincia.

Diócesis Málaga

@DiocesisMalaga